Autor: “ Ecuador Today”

La izquierda europea en ruinas

Las fuerzas a la izquierda de la socialdemocracia demostraron una vez más su incapacidad para construir una alternativa política regional que involucre a las mayorías. Mientras las protestas y el descontento con el neoliberalismo van en aumento, la militancia permanece dividida frente al desafío de la integración europea.


?Antropoceno o capitaloceno?

Sectores de izquierda quieren conducir la discusi?n del car?cter destructivo de la ?poca llev?ndolo solamente al capitalismo, en una vana tentativa de salvar el estatismo en la forma del socialismo estatal o capitalismo de estado, olvidando oportunamente que la destrucci?n proviene del patriarcado que llev? a constituir las fuerzas productivas en contradicci?n con la naturaleza, separ?ndose y oponi?ndose a ella con el surgimiento de las unidades productivas de la agricultura y la ganader?a. lo que fue llamado “progreso” sin percibir o escondiendo que en realidad de trataba de domesticar y dominar a la madre tierra.


Con la charla magistral de Alberto Acosta inici? el Encuentro de Ge?grafos de Am?rica Latina en Quito-Ecuador

?Somos tierra y estamos aqu? no para dominarla sino para vivir en armon?a?.


Como Ortega está cerrando uno a uno los medios críticos contra el régimen en Nicaragua

El presidente nicaragüense Daniel Ortega asestó el viernes por la noche un nuevo golpe al periodismo independiente. La policía del país centroamericano asaltó y ocupó las instalaciones del canal de televisión 100% Noticias, en Managua, y apresaron a su director, Miguel Mora, a la esposa de este, la también periodista Verónica Chávez, y a la jefa de información del medio, Lucía Pineda Ubau. Chávez fue liberada la madrugada del sábado, hora local, pero Mora fue trasladado a los juzgados de la capital, donde horas después recibió una acusación formal de delitos relacionados con el “terrorismo” y de “incitación al odio”.


Huertos urbanos y activismo en el Lower East Side de Nueva York

40 huertos urbanos sólo en ese barrio nuevayorkino. De imaginar que cada barrio de cada ciudad haga eso, junto con al amoroso entorno de formas comunitarias cotidianas de producir y reproducir el común, podemos entonces recién comenzar a soñar el cambio civilizatorio que salvará el planeta.