Autor: “Eduardo Gudynas ”

¿Quién se toma en serio a Žižek? Imitación y autonomía para pensar alternativas en América Latina

Si se siguieran sus posiciones en nuestros países, también tendríamos que elegir entre pragmáticos que violan derechos e invaden países, o hipócritas que hacen lo mismo de tanto en tanto pero al menos permiten que los cuestionen. Un pensamiento propio latinoamericano no debería autolimitarse al cánon de la Modernidad occidental, asumiendo que sólo se puede pensar y sentir de esa manera, y que nuestras opciones políticas y económicas deben seguir alguno de los modelos que desde allí se formulan.


Sobre crecimiento y decrecimiento en América Latina: Crecer o no crecer, ¿esa es la cuestión?

El decrecimiento postulado para el Norte rico no puede trasplantarse a América Latina. Parece más sensato plantear para Uruguay, y otros países de la región, una mirada de a-crecimiento, en la que la meta del crecimiento económico sea desplazada de su centralidad. Una economía en la que habrá sectores que necesariamente deberán crecer, como la salud, la educación o la vivienda, y otros que podrían permanecer iguales, pero también estarán aquellos que deberán decrecer. Es necesario buscar nuestras propias soluciones ajustadas a nuestras urgencias y necesidades.


Detener la orgía de la destrucción de la biodiversidad: un nuevo intento, otra vez insuficiente

La urgente necesidad de proteger la riqueza ecológica que nos rodea fue el motivo de un nuevo encuentro de los gobiernos en la llamada COP15 en Montreal (Canadá), y aprobó el Marco Mundial Kunming-Montreal de la Diversidad Biológica. Es cierto que se acordaron algunas metas más ambiciosas, pero el texto por momentos es ambiguo, los compromisos son voluntarios, y no se abordan las causas que ocasionan esta crisis. Corremos el riesgo de terminan aceptando que los tratados internacionales reconozcan sus fracasos y traten de remediarlos con nuevas cumbres en las cuales repetirán sus promesas.


Interconectados, entrelazados y amenazados por la crisis ecológica

Es la amenaza más importante que enfrenta la humanidad. Avanza poco a poco y, por ello, pasa desapercibida para las mayorías, las que comprensiblemente deben atender dificultades urgentes como el salario o la seguridad; las elites políticas y económicas no la enfrentan por estar obsesionadas en proteger sus privilegios y poder. Cada año la situación empeora, ya que las medidas que se han tomado hasta este momento han sido inefectivas para detener el deterioro. Alcanza a todos, en cada rincón del planeta, sin que nadie esté a salvo. Es la crisis ecológica.


Transiciones postextractivistas, justicias y derechos: mutuamente necesarios

La elaboración de transiciones que superen la dependencia en exportar carbón, hidrocarburos y otros recursos naturales, está íntimamente vinculado a la salvaguardia de los derechos y a asegurar todas las dimensiones de las justicias. A su vez, cualquier abordaje serio de los derechos y de las justicias que se intente en este momento histórico en Colombia, como en el resto de América Latina, exige pensar y proponer transiciones a los extractivismos.


Justicias, derechos y transiciones postextractivistas: dependientes y necesarias

«No es posible un compromiso con las justicias ni asegurar los derechos en todas sus expresiones, sin comenzar inmediatamente una transición de salida de los extractivismos. Esa estrecha vinculación es un elemento distintivo de la coyuntura latinoamericana».


Colombia: transiciones extractivistas, los distintos progresismos y los nadie de aquí y allí

Estamos ante una propuesta que no es conservadora, pero que al mismo tiempo estará insertada dentro del capitalismo, como ha reconocido el propio Petro.


Una propuesta de transición fallida: extractivismos a “manos llenas”

Manuel Rodríguez Becerra afirma que Colombia debería exportar carbón a “manos llenas” y petróleo y gas hasta la “última gota”. Es más, sostuvo que los planes del presidente Petro de abandonar el carbón y el petróleo eran equivocados. Esas consideraciones reflejan una minimización o incomprensión de los impactos locales de los extractivismos, un incompleto abordaje del cambio climático, y un inadecuado tratamiento de la economía política y la geopolítica de los extractivismos. Esos argumentos no son suficientes para defender a los extractivismos, y por el contrario, son incompatibles con la justicia social y ecológica.


Dos progresismos: uno al estilo Petro y otro al estilo Lula

En su discurso de victoria, Petro le propuso al progresismo latinoamericano “dejar de pensar la justicia social, la redistribución de la riqueza y el futuro sostenible sobre la base del petróleo, el carbón y el gas”.
Cuando a Lula da Silva se le preguntó sobre ese plan de Petro para despetrolizar las economías, respondió que era “irreal” para Brasil, y no sólo eso, sino que también lo era a nivel mundial.


Constitución de Chile: Otra vez la trampa sobre acceso a los bienes comunes naturales

La propuesta que provenía de la Comisión de Medio Ambiente y Modelo Económico no fue aprobada, y ello se debe, en buena medida, a una persistente confusión entre propiedad y acceso a los recursos naturales.Los convencionales habían aprobado, días atrás, que los recursos naturales en el subsuelo son “bienes comunes naturales”, y que en el caso de los minerales están bajo el “dominio” del Estado. Por lo tanto, la disputa se centró en cómo controlar el acceso a esos recursos.


Muy lejos está cerca. Los efectos de la guerra en Ucrania sobre el comercio global, energía y recursos naturales latinoamericanos

ÍNDICE - INTRODUCCIÓN 7 1. LAS CONVULSIONES EN LOS MERCADOS DE HIDROCARBUROS 9 2. TURBULENCIAS EN LOS RECURSOS NATURALES 19 3. MÚLTIPLES IMPACTOS EN LA MINERÍA 23 4. EFECTOS EN LA AGRICULTURA Y LA ALIMENTACIÓN 29 5. ECONOMÍAS EXTRACTIVISTAS 37 6. POLÍTICA, DEMOCRACIA Y AUTORITARISMO 43 7. LAS TENAZAS DE LA GLOBALIZACIÓN 49 8. OLEADAS DE IMPACTOS 59 9. PENSANDO DESDE AMÉRICA LATINA 67


Una guerra que huele a petróleo

La invasión de Ucrania por Rusia y la catarata de represalias que desencadenó en Europa, Estados Unidos y otros países dejan muy en claro el papel central que siguen desempeñando los hidrocarburos. Estamos ante sociedades adictas al petróleo, tan dependientes que las sanciones evitan afectar las importaciones europeas de gas ruso. El 40 por ciento del consumo de gas de la Unión Europea (UE) proviene de aquel país, y naciones como Polonia, Finlandia y Alemania son muy dependientes. Eso explica que las medidas comerciales o financieras –como cancelar el acceso a la intermediación bancaria de la Sociedad para las Comunicaciones Interbancarias y Financieras Mundiales– no incluyan a los bancos utilizados para pagar el gas que vende Rusia.


Ambiente: extractivismos y desarrollo impiden debatir alternativas

La exportación de productos derivados del capitalismo extractivista (la gran mayoría de las exportaciones de todos nuestros países, está resultando de exclusivo beneficio para las empresas y para los estados que las protegen, por lo que seguir exportando materias primas acentúa la pobreza, el subdesarrollo y la subordinación a la globalización.


Extractivismo y soberanía en América Latina

Importante conversatorio entre intelectuales que diseñan respuestas de carácter macro debido a que sólo Gudynas valora al sujeto comunitario y el protagonismo social, en tanto el resto centra las soluciones en gobiernos que deberían ser empujados desde abajo y allí estaría el rol de lo social. Nosotros pensamos que la solución o perspectivas de cambio no está en los estados y gobiernos que de una u otra manera deben subordinarse al capital, lo que no ha llevado en ninguna parte a los cambios, salvo cambios democrático-capitalistas o democrático-burgueses, es decir, la vieja tesis reformista que ha desembocado solamente en gobiernos duros como China y las dictaduras de Venezuela y Nicaragua.


Negociando el cambio climático: el continuado fracaso de la política convencional

El encuentro COP26 fue un fracaso. Lo fue en el sentido de su incapacidad para imponer medidas que efectivamente detuvieran el cambio climático.


El dejar morir: la condición necropolítica en América Latina

Bajo la sombra del Covid19 se han acentuado profundos cambios en las concepciones y prácticas de la política que conocemos. Muchos de ellos ya estaban en marcha bajo crisis previas, como la pobreza, violencia o degradación ambiental, pero se acentuaron aprovechando la pandemia. Esa transformación se profundizó por sucesivos pasos en estos casi dos años bajo la pandemia, alimentados por el temor a la enfermedad y la muerte. Es el tiempo de la necropolítica.


Los enganchadores que prometen fortunas permanecen en Chile

El debate constituyente permite dar unos pasos más allá de la política convencional, para sopesar la necesidad y la viabilidad de los extractivismos en sí mismos. No basta debatir sobre su instrumentalización o sobre su gestión económica, sino que lo que debe estar en cuestión es si son todos necesarios, y si sus impactos negativos son tolerables. Dicho de otro modo, se deben abordar los postextractivismos, o sea, las transiciones de salida de la dependencia extractivista. En cambio, los principales partidos políticos, y en especial los actores que se aprontan a la carrera electoral, posiblemente lo evitarán, porque comulgan en esas ideas de extractivismos como indispensables e irrenunciables.


Gudynas desenmascara a los gobiernos y corrientes progresistas

Ustedes me dicen que los progresismos lograron «políticas soberanistas» en la banca y otros sectores. Ese tipo de dichos son muy comunes, en especial en el Norte Global. Pero eso está equivocado. En realidad, bajo los progresismos la banca privada vivió un paraíso: aumentó su cobertura sobre la población y se diversificó la financiarización. Esto ocurrió bajo gobiernos como el de Correa en Ecuador, el de Lula da Silva en Brasil o el del Frente Amplio en Uruguay, entre otros.


Aula Magistral: El pegajoso mito del crecimiento económico y la crítica al desarrollo

Partiendo de una confesión de la CEPAL del agotamiento del desarrollo, se analizar el papel otorgado a las ideas de crecimiento y desarrollo, su construcción histórica y algunas críticas recientes. A pesar de las distintas variedades de desarrollo aplicadas en América Latina, todas comparten la adhesión al crecimiento económico como atributo indispensable del desarrollo. Se discute esa confesión de la CEPAL frente a las experiencias de desarrollo bajo los progresismos y entre la pandemia por Covid-19, donde se repite el apego al crecimiento económico. Se concluye que, para desmontar el mito del crecimiento, el primer paso es abordar ese cimiento, tanto en sus conceptos como sensibilidades, romper su blindaje y ofrecer alternativas más allá de todas las variedades del desarrollo.


Uruguay: Cree en mí, que te vacunaré

Las más recientes declaraciones y posturas políticas del gobierno deben ser examinadas con atención, lo que no siempre es sencillo porque la pandemia por Covid comprensiblemente impone atender otras urgencias.