Autor: “Leandro Albani”

Desentrañando el laberinto libanés

En La tinta, hablamos con la periodista Wafica Ibrahim y con el analista Diego Haddad sobre la situación crítica que atraviesa ese país.


La utopía atacada: Kurdistán (r)

Rojava es un faro para los kurdos. En este territorio limítrofe con Turquía e Irak, los pueblos que lo habitan (no sólo kurdos, sino también árabes, asirios, turcomanos y hasta armenios) llevan adelante un sistema de autogobierno, tolerancia religiosa y étnica, y en el cual las mujeres son la fuerza principal de los cambios sociales.


Astana: una cumbre para que nada cambie en Siria

Los presidentes de Rusia, Turquía e Irán se reunieron nuevamente para abordar la situación en Siria.
En el comunicado final de la cumbre, coincidieron que “todo intento para crear nuevas realidades sobre el terreno bajo el pretexto de combatir el terrorismo, entre ellas, las ilegítimas iniciativas de autogobierno”, serán rechazadas. Esto es un golpe directo contra la Administración Autónoma del Norte y el Este de Siria (AANES), impulsada por los kurdos y que nuclea a los diferentes pueblos que conviven en el Kurdistán sirio (Rojava). Con esta postura, queda en claro -otra vez- que a Moscú, Teherán y Ankara no les importa el futuro de los componentes de esa región. Desde el inicio de la denominada “Revolución de Rojava”, en 2012, los kurdos reiteraron que siempre respetarían la unidad territorial de Siria.


La solución para Kurdistán está vinculada a un mundo radicalmente democrático

Entrevista a Alessia Dro, integrante del Movimiento de Mujeres de Kurdistán, que habla sobre la situación del pueblo kurdo en Medio Oriente, atravesado por los ataques de Turquía, el resurgimiento de ISIS y la pandemia del coronavirus.


La solución era frenar al Estado Islámico

El gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan de Turquía había ordenado una operación militar masiva contra el cantón kurdo de Afrin, en el norte de Siria. Hasta que los bombardeos turcos empezaron a destruir todo, esa porción de tierra había sido la más pacífica y estable en todo el país. El conflicto armado interno, la guerra, los miles de muertos después de varios años de combates quedaban lejos de las colinas y llanuras de Afrin. Por eso mismo, cientos de personas de Siria se trasladaron al cantón, huyendo del Estado Islámico (ISIS), del ejército sirio y de las decenas de milicias islamistas que asolaban el territorio.


Irak. ¿El campo de batalla en 2020?

Irak es el embudo más grande del mundo. Quienes se atreven a ingresar a ese territorio, de una u otra manera quedan atascados entre sus montañas, desiertos y llanuras. Esto no tiene que ver con cuestiones geográficas -aunque las montañas siempre fueron fieles aliadas- sino por el permanente rechazo del pueblo iraquí a que le impongan modelos, liderazgos, gobiernos, siempre diseñados -o respaldados- por Occidente.


Erdogan de Turquía comete una limpieza étnica contra la población kurda”

La gente sigue resistiendo, luchando, se manifiestan todos los días. Hay muchas manifestaciones cerca de las fronteras, la gente civil ataca con piedras las patrullas turcas que pasan por la zona. El futuro lo veo un poco inseguro y poco claro, en cada pueblo hay un ejército diferente y la gente se siente insegura. En Rojava hay cinco millones de personas: cristianos, árabes, kurdos, yezidíes, armenios.


Turquía nunca tuvo la intención de cumplir el alto el fuego

Entrevista a la periodista Sara Ainhoa de Ceano-Vivas Núñez, participante de la Comuna Internacionalista de Rojava


Otra ola represiva ordenada por el gobierno turco contra los kurdos

Nada parece detener la voracidad del presidente Recep Tayyip Erdogan. Este lunes volvió a hacer gala de su autoridad férrea y ordenó que tres co-alcaldes del Partido Democrático de los Pueblos (HDP) sean destituidos de los municipios de Amed, Mardin y Van, las principales regiones del Kurdistán turco.


Erdogan apunta sus cañones contra el Kurdistán sirio

Turquía tensa la cuerda y amenaza con una invasión abierta contra el Kurdistán sirio.


El gran acierto en Rojava es que se construyó un movimiento inclusivo

Entrevista a Arges Artiaga, uno de los tantos internacionalistas que se sumó a la lucha de las fuerzas de autodefensa kurdas contra el Estado Islámico en Siria.


Una gran asamblea de mujeres para el norte y el este de Siria

Kurdas, árabes, turcomanas, asirias, chechenas, armenias, caldeas y circasianas; musulmanas, cristianas o yezidíes; con una militancia histórica en el Movimiento de Mujeres de Kurdistán (MMK), o fogueadas en la desesperación por liberarse de las cadenas del Estado Islámico (ISIS). Todas esas mujeres del norte y el este de Siria siguen caminando con paso firme hacia su liberación total de las estructuras más rígidas del patriarcado enquistado en Medio Oriente. Ese trayecto –que no es reciente, sino que, en el caso del MMK, ya supera los 40 años- permitió que, la semana pasada, se anunciara la creación de la Asamblea de Mujeres del Norte y el Este de Siria (AMNES), que celebró su congreso fundacional en la ciudad de Amude, en el cantón kurdo de Qamishlo.


La pol?tica de tierra arrasada de Erdogan en el Kurdist?n sirio

El gobierno turco redobla sus pol?ticas represivas contra los kurdos de Siria y busca revertir la autonom?a que defienden los pueblos del norte del pa?s.


Como ha sido el proceso de incorporarse a las milicias de autodefensa en Kurdistan

El pueblo kurdo est? dispuesto a luchar y morir por defender su derecho a la vida


El silencio estridente de Abdullah ?calan

El l?der del pueblo kurdo y fundador del PKK cumple 20 a?os en prisi?n, aunque el reclamo internacional por su liberaci?n no para de crecer.


La obsesión de Endorgan, presidente de Turquía, por exterminar al pueblo kurdo

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan es claro en sus objetivos y no vacila demasiado en conseguirlos. Entre sus “prioridades” políticas, se encuentra el exterminio del pueblo kurdo. Puede sonar exagerado, pero la realidad confirma que el mandatario lleva adelante un plan represivo sistemático contra los kurdos tanto del sudeste de Turquía (Bakur) como también de los pueblos del norte de Siria e Irak (Rojava y Bashur).


Rojava es un proyecto pionero y Revolucionario

La tinta dialogó con Sara Ainhoa de Ceano-Vivas Núñez, una periodista española que recorre Kurdistán participando de la organización de un mundo nuevo en el corazón de Medio Oriente.


El día en que las guerrilleras liberaron Raqqa

Las Fuerzas Democráticas de Siria llevaron a Raqqa una propuesta que se desarrolla hasta el día de hoy en el norte de Siria (Kurdistán sirio, Rojava): organizar un autogobierno, empoderar a las mujeres, impulsar asambleas barriales para construir una democracia directa, participativa e incluyente, que no deje de lado a las diferentes etnias y creencias religiosas


Turquía saquea las tierras kurdas en Siria

Para Erdogan y su administración, devorar pedazos de territorio sirio es fundamental para la expansión de su poder, al mismo tiempo que le permite combatir al pueblo kurdo de Rojava, que desde 2012 encabeza un proceso revolucionario liderado por las mujeres de la región.
En Afrin el robo de la tierra y de sus frutos se convirtió en algo cotidiano. Luego de que la región se transformara en la más pacífica de Siria y recibiera alrededor de 500 mil refugiados internos, acogidos por las autoridades del cantón, la invasión turca desbarató por el momento la experiencia de autogobierno. Rojava siempre fue la zona más rica de Siria, conocida como el granero del país, y Afrin se destacó por la fuerte producción de olivo a través de un histórico sistema cooperativo.


Los kurdos en el ajedrez sirio

En la guerra de nunca acabar que hace siete años azota a Siria, el pueblo kurdo pudo desarrollar una propuesta política, social y económica que tiene grandes diferencias con las opciones más visibles. Estas opciones -que se tensan y enfrentan en el territorio sirio- son el mantenimiento del status quo del actual gobierno, liderado por Bashar Al Assad y el partido Baaz, o el desmembramiento del país a través de un sinfín de grupos terroristas, en un panorama similar a lo que sucede actualmente en Libia, donde existen dos gobiernos y cientos de organizaciones irregulares (incluido el Estado Islámico) que se disputan las regiones más importantes de la nación del norte de África.
Desde el norte de Siria (Rojava), los pueblos que habitan ese extenso territorio confluyeron a partir de 2012 en una organización política, social y económica que intenta superar la estructura estatal construida durante décadas por el gobierno del clan Al Assad, como también derrotar a los grupos terroristas en diferentes regiones del país e ir creando, al mismo tiempo, nuevos espacios de autoadministración y autodefensa.
Las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS) como brazo armado y el Consejo Democrático Sirio (MSD, por sus siglas originales) y el Movimiento por la Sociedad Democrática (TEV-DEM) como principales organización de autogobierno y toma de decisiones, son las partes más visibles de la Federación Democrática del Norte de Siria (FDSN), el territorio autónomo que incluye a kurdos, árabes, asirios, turcomanos, armenios, musulmanes, cristianos y yezidíes, entre otros.