Autor: “María Galindo”

No se puede descolonizar sin despatriarcalizar

Huyo de la comprensión del feminismo como lucha por derechos para las mujeres y no me canso de repetir que el feminismo no es un proyecto de derechos. Huyo de la comprensión eurocéntrica del feminismo que tiene en las sufragistas o las brujas su referente histórico único; o hay múltiples genealogías feministas superpuestas y simultáneas, o el feminismo se convertirá en un proyecto colonial que se expande de Norte a Sur. Huyo del feminismo como fenómeno de clase media


Revertir el dolor: un nuevo amanecer para Bolivia

El MAS en ese juego, es solo una circunstancia.


Los patriotas han muerto, pero de aburrimiento

“El grito no es el patria o muerte del che guevara. El grito es deseo, nuestra venganza es ser felices”


Ni las causas ni las consecuencias de la pandemia se van a resolver en un laboratorio de microbiología. Estamos ante un hecho político planetario

No se si ustedes creen que estamos en una post pandemia o si lo que hemos enfrentado es una pandemia. Yo no soy negacionista de los elementos que constituyen lo que puede ser una pandemia, pero de ninguna manera me quedo satisfecha como parte de un coro que dice lo que es esta pandemia. Lo que estamos viviendo es la pandemia como consecuencia y no como causa.


Las cinco pandemias que azotan al Culo del Mundo

En otro texto provocador e imprescindible, la activista boliviana María Galindo propone pensar y actuar sobre 5 urgencias que, dice, no pueden justificarse ante el avance del coronavirus: el fascismo, la colonización, la corrupción y desidia estatal, la violencia machista y el hambre. Cómo azotan cada una de estas otras «pandemias» a los países latinoamericanos a los que bautiza como Culo del Mundo, «en el sentido ambiguo de lugar de placer y de desprecio al mismo tiempo»


Normalidad vs. Anormalidad

Como habitante vitalicia de la anormalidad, tengo la obligación de decirles que la anormalidad existe; su puerta de entrada es celeste color cielo, la llave para abrirla la desobediencia y el espacio a ocupar el universo entero.
La normalidad es sumisión, la anormalidad es insubordinación.


Bolivia: Eva, la antítesis de Evo

Llevo trece años en Radio Deseo entrevistando cuerpo a cuerpo a todo tipo de personajes y nunca he sentido tanto respeto por mi interlocutora como el que me inspira Eva. Cuando terminamos de hablar y ya no estamos al aire nos damos un abrazo largo, en un estudio pequeñísimo, y recién ahí ella por fin decide llorar. Me contengo no porque me sienta mas fuerte que ella, es que quiero escuchar sus sollozos. La estrujo y siento su fragilidad. Ella pertenece a quienes no olvidan su fragilidad.


Bolivia: La Noche de los cristales rotos

El gobierno de Evo Morales fue desde hace muchos años el instrumento de desmantelamiento de las organizaciones populares dividiéndolas, convirtiéndolas en dirigencias corruptas y clientelares, haciendo pactos parciales de poder con los sectores más conservadores de la sociedad.
Frente al caudillismo evista, el proyecto cruceño enfrentó otro caudillo aparentemente antagónico, pero al mismo tiempo complementario. Un hombre blanco, empresario.
En ambos casos la salida es conservadora. La fascistización del proceso ha silenciado a la sociedad civil y ha concentrado la decisión en las cúpulas más sanguinarias de Morales o de Camacho.


Incendiar el paraíso: ni la tierra ni las mujeres somos territorio de conquista

El falo del capitalismo colonial patriarcal no logra apagar el incendio.


¡A despatriarcalizar!

“Mujer que se organiza no plancha más camisas”. Empuñando un pincel o un aerosol María Galindo, referente imprescindible de los feminismos latinoamericanos no ha parado de escribir sobre las paredes, las calles y el pavimento boliviano. Grafitis que mucho tienen de exigencia y nada de lamento. Cofundadora de la organización lésbica “Mujeres creando” ha hecho del ingenio artístico un arma cargada de lucha presente.


A las mujeres nos han reducido a una cuota biológica y vaciado como sujeto político

Anarcofeminista, escritora, psicóloga y, sobre todo, firme defensora de la autogestión y la acción directa. Así es María Galindo, la activista boliviana que, como ella misma cuenta, fue la primera mujer en declarase públicamente lesbiana en su país.
Enemiga de la “tecnocracia del género” y de la “domesticación de la mariconada y los feminismos”.


¿Qué Hubieras hecho tú?

María Soledad Medrano Siñani, una mujer campesina habitante de Pucarani, a hora y media de camino a pie desde el pueblo hasta su comunidad, se despertó con los sollozos de su hija que estaba siendo violada por su marido borracho. Hasta ahí una escena que todos conocemos y que se repite una y otra vez. Una escena que los medios suelen describir con demasiada frecuencia, pero que queda congelada en la escena de violación que todos contemplamos sin ponerle remedio alguno, como asumiendo que debemos vivir para ser violadas y asumir la condena como parte de la vida.
María Soledad no se quedó petrificada, no se hizo la dormida, no fue cómplice de su marido violador; sino que se levantó, lo golpeó, lo estranguló, lo cargó en la carretilla y lo fue a botar a la zanja del camino, donde él murió congelado.
¿Qué hubieras hecho tú?


La forma “socialista” de Evo Morales y el MAS de hacer una nueva ley de partidos para monopolizar la representación política

Quiere copiar a Ortega de Nicaragua, pero le va a salir el tiro por la culata.


Vaginas vacunadas, mujeres sometidas

El único instrumento que garantizará la vida para tu hijita no es la inmunización de su vagina, sino la afirmación de su dignidad y su rebeldía, y si quieres que tu wawa en un futuro no padezca de cáncer cérvico uterino, enséñale desde muy pronto a decir: Si no te pones condón subite el pantalón.


Bolivia: Un gobierno mafioso

Vivimos un régimen mafioso que ha entregado el control mafioso parcial de segmentos de la sociedad a grupos de intereses que tranzan espacios de control y beneficio a cambio de “gobernabilidad”. Esto de “proceso de cambio” o “buen vivir” son eslogans de edulcoración del modelo mafioso.


Feminismo vivo: El Stripper

Las Mujeres Creando de Bolivia y las Comadres Púrpuras de Venezuela son las dos agrupaciones más destacadas de mujeres del continente y al mismo tiempo participantes activas de las tareas de resistencia y de construcción del protagonismo social autónomo. María Galindo es parte de Mujereses Creando. En Chile hay un chilenismo para referirse al bailarín stripper, que es vedetto.


Malcogidas

Denisse Arancibia recupera en el título de su película el insulto machista de malcogida con el que somos -mal acogidas- en la sociedad las mujeres que no entramos en los moldes por gordas, por rabiosas, por contestonas, por histéricas o cualquier rasgo de comportamiento que no sea complaciente, ni sumiso con el orden patriarcal.


Bolivia: Con la Constitución bajo el brazo

El Movimiento Al Socialismo ha perdido, ya no sus contenidos ideológicos, que los perdió hace mucho tiempo, convirtiéndose en un proyecto de derecha, sino que ahora ha pasado a una segunda fase, que es la de perder su contenido democrático.