Autor: “Marcos Roitman Rosenmann”

¿Qué ha sido de Podemos y Syriza?

Los indignados del siglo XXI se han plegado a los poderes económicos, las trasnacionales y el capital financiero.
El sí se puede mutó en hacemos lo que nos dejan.
Cautivados por el fulgurante triunfo electoral, han sido víctimas de sus fantasías y de mucho postureo.
Las propuestas como Syriza, Podemos o Frente Amplio en Chile generan desazón a medio plazo.
La izquierda política se diluye y la institucional existente va por detrás de las reivindicaciones democráticas de la mayoría social que pide a gritos una ruptura, un cambio de rumbo.
Lamentablemente, la realidad es tozuda. Cuando han coincidido izquierda política y social, la primera ha decidido virar a la derecha.


La fea derrota de la izquierda espa?ola y su desesperaci?n por integrar gobierno con la socialdemocracia

El partido Podemos plantea la entrada en el consejo de ministros. Es decir, formar parte del gobierno y de esa manera revertir su derrota en las urnas, donde ha perdido mill?n y medio de votos y 29 diputados. Pablo Iglesias no piensa en la dimisi?n a pesar de sus resultados. De hecho, Iglesias, en su comparecencia, pone sus 42 diputados a disposici?n de S?nchez para formar gobierno. Ah? est? el escollo que debe salvar el PSOE. Unidas Podemos y sus deseos de negociar ministerios a cambio de sus votos para hacer presidente de gobierno a Pedro S?nchez. No hablamos de programa, s?lo poder.


Nicaragua: intelectuales y razón de estado

¿Cuántos muertos hacen falta para reconocer la infamia?


Nicaragua: una revolución frustrada y traicionada

El relato épico de la gesta sandinista se hizo trizas


Marichuy, la izquierda y las elecciones presidenciales

Sólo sea por decencia, romper el colonialismo interno y el indigenismo, los candidatos disque de la izquierda o progresistas deberían llamar a firmar por Marichuy, para que su nombre figure en las papeletas electorales. No haré alusión a la ya comentada discriminación para conseguir las firmas, otros han hablado suficiente.
Hoy, es una cuestión de principios. ¿Están asustados? ¿Sienten que Marichuy pueda ganar? Para evitar malos entendidos, un eslogan los debería tranquilizar: Firma por Marichuy y vota por quien quieras.


Treinta y cinco años después, ¿qué fue de la revolución sandinista?

El FSLN gobierna, gana elecciones, pero es una caricatura de sí. Sólo le queda la retórica. La revolución sandinista se fue para no volver en 1990


La lucha contra el zapatismo

Hoy se trata de hacer invisible la experiencia del EZLN, desconocer su aporte a la praxis política del poder democrático y la construcción de autonomías en el marco de alternativas emancipatorias anticapitalistas