Autor: “Silvia Federici”

Marxismo y feminismo: historia y conceptos

Introducción del libro ‘El patriarcado del salario’, donde se recoge la discusión entre estas dos vertientes políticas


El patriarcado del salario. Críticas feministas al marxismo

Lo que llaman amor, nosotras lo llamamos trabajo no pagado.
Todos los sistemas sociales que han explotado el trabajo humano, han explotado a las mujeres en una medida particular, porque las mujeres son las que producen trabajadores, cuando hay un sistema social que explota el trabajo humano, éste cerca e intenta controlar el cuerpo de las mujeres, porque el cuerpo de las mujeres genera riqueza, mano de obra, cocinan. El capitalismo es una forma de explotación específico que tiene relaciones diferentes.


Notas sobre género en El Capital de Marx (r)

Federici sigue investigando con acierto elementos de gran utilidad para las tareas del feminismo


Verdades que duelen: “Sería una pena si vamos a la calle todas contentas y después regresamos a casa”

Para eso sirve un día, se piensa que la crítica o el cambio está en el acto de homenaje, en la marcha donde todos muestran sus banderas y sus siglas, y no en hacer como se debe del feminismo y del cambio una cotidianeidad, un modo de ser y relacionarse, osea, el cambi y la revolución es un acto de relacionamiento permanente, ahí está el cambio no en esperar o luchar por la revolución, que a esta altura ya no pasa de ser un mito, lindo, pero mito al fin, y mientras tanto seguimos reproduciendo las relaciones individualistas y patriarcales. Duele? Que duela. Hay que cambiar el chip.


El Paro Internacional de Mujeres como momento de comprensión y transformación

No aceptemos más la violencia, potenciemos nuestra fuerza para multiplicar nuestro ya basta, organicemos encuentros, espacios y marchas que hagan temblar la tierra. Pero también nos repetimos una y otra vez: hagamos más denso el tejido del entre mujeres; potenciemos nuestra ayuda mutua, nuestro autocuidado y reciprocidad; estemos cada vez más movilizadas pero también robemos tiempo para sentir y pensar cómo seguimos, cómo nos auto organizamos cada vez más y qué desafíos está alumbrando la lucha.


Notas sobre género en El Capital de Marx

Nos han dicho que Marx en los últimos años de su vida reconsideró su perspectiva histórica y, al leer sobre las comunidades igualitarias y matrilineales del noreste de América, comenzó a reconsiderar su idealización del desarrollo industrial y capitalista y a valorar la fuerza de la mujer.23/ No obstante, la mirada prometeica sobre el desarrollo tecnológico promovido por Marx y toda una tradición marxista, lejos de perder su atractivo, está de regreso.


La violencia es una constante en la vida de la mujer bajo el capitalismo

“El fin de la violencia contra las mujeres debe llegar desde abajo y desde las propias mujeres. No podemos esperar a las instituciones y al Estado porque éste mismo es el máximo responsable de la violencia”.


El nuevo rol de las mujeres y madres

Las clases dominantes buscaron “ubicar” a las mujeres en el nuevo rol asignado para ellas: la caza de brujas fue la herramienta para aleccionar.
Hay una fuerte conexión entre el proceso extractivista de bienes comunes y la violencia en contra de las mujeres; ya que son ellas (nosotras) las que dan y conservan la vida, las que mantienen a la comunidad unida, las que son más fuertemente golpeadas por los avances del capital, y quienes sostienen las luchas por la vida y el territorio. “Estamos viviendo una nueva caza de brujas”


La muerte de mujeres en las maquilas recuerda a la fase del periodo de acumulación originaria

El análisis feminista de la etapa de la transición del feudalismo al capitalismo y del trabajo reproductivo no asalariado como sostén del sistema capitalista han convertido a Silvia Federici, escritora, activista y profesora de la Universidad de Hofstra de Nueva York, en un referente para comprender la interconexión entre la crisis sistémica del capital y el incremento de las diferentes formas de violencias hacia las mujeres.