:: Barrio y ciudad

Espacios intermedios: ¿tiene cabida la mentalidad comunitaria entre vecinos?

El Salto    22.Jul.21

El barrio de Sant Marcel·lí, en València, es un ejemplo del desaprovechamiento y la dejadez de las zonas comunitarias vecinales. Si hay voluntad, las oportunidades de creación de espacios de sociabilización a escala barrio son inmensas


A un año de la toma de tierras en Guernica, Argentina: “Tierra para vivir, feminismo para habitar”

El pasado martes se cumplió un año del inicio de la toma de tierras en Guernica. Miles de personas acuciadas por la necesidad de solucionar su problema habitacional se instalaron en terrenos ociosos y consolidaron una experiencia de lucha colectiva por conseguir una “tierra para vivir”. Durante ese proceso las mujeres y disidencias sexogenéricas tomaron un rol protagónico, ya que sus presencias y activa participación en las asambleas han sido cruciales tanto al sostenimiento de la lucha como las prácticas políticas en clave feminista que se delinearon, transformándolas en actoras sociales fundamentales.


¿Quedarse en casa?

Las políticas de bloqueo se han dirigido directamente a restringir los usos del espacio público en nombre de evitar el contacto con posibles portadores del virus. El espacio público, así, se convierte en el lienzo de la obediencia, más que en el escenario de la pluralidad.
Walter Benjamin, mientras observa la vida en mitad de la guerra en Nápoles, ha señalado: “… la casa es mucho menos el refugio al que se refugia la gente que el depósito inagotable de donde sale la inundación”. ¿No es esta quizás una forma de imaginar un espacio urbano común después de una pandemia? Una especie de espacio producido, desarrollado y soñado como ámbito y medio de una sociedad basada en el cuidado mutuo, la igualdad y la libertad.


Acapatzingo, el otro mundo en medio de la Ciudad de México: La mejor experiencia urbana de América Latina según Zibech

En Acapatzingo enfrentaron la pandemia con organización comunitaria; así, lograron que entre los aproximadamente cuatro mil habitantes, únicamente se reportaran 34 casos de Covid-19. Vecinas y vecinos apoyaron a quienes enfermaron, les llevaron comida e hicieron rifas para recaudar fondos y poder adquirir tanques de oxígeno y herramientas para equipar su Casa de Salud. También abrieron un comedor comunitario para quienes lo necesitaran, pues muchas personas se quedaron sin trabajo. “Entre todos nos apoyamos”


Investigaciones sobre ollas y merenderos populares en Uruguay 2020

“La vida se responde a la vida por la cercanía”


El drama de las izquierdas imposibilitadas de superar a la familia

El Salto    13.Jun.21

El atajo por la izquierda, que se está tomando para superar el conflicto ideológico y psicoafectivo que se tiene con la familia, pasa por vaciarla de contenido y diluirla en estructuras más o menos líquidas que solo se sustancian en lo individual. En el repliegue producto de la precariedad, no nos queda otra que volver a la familia. Y entonces, nos la encontramos erosionada, desértica y desbordada por la función social que representa y que no se corresponde con los apoyos institucionales que recibe. Solo se sostiene en pie por la explotación de las mujeres en lo doméstico y porque no hay plan b para la crianza. Ha llegado la hora de ampliarnos hacia la gran familia del barrio: la comunidad.


Palestina: Compra local y salva tu barrio

Iris Bar    04.Jun.21

Este domingo comenzará la campaña ′′ comprar localy ′′ - Compraremos nuestras provisiones en las tiendas locales y vendedores de alimentos ambulantes, nos divertiremos en nuestros cafés y pubs locales y preferiremos los productos de productores y granjas locales….


Cuadernos de Salud comunitaria, del hogar y de la vecindad del barrio

Mientra allá arriba disputan los cargos del poder, acá abajo nos organizamos entre vecinos para aprender a administrar los barrios y comunas con nuestras propias manos tejiendo hilos de afecto y la autogestión necesaria para la producción de alimentos y la ejecución de servicios públicos que podemos hacer entre nosotros sin tutela del estado ni del mercado. Con este artículo iniciamos una serie de cuadernos elaborados en nuestro barrio mediante propuestas presentadas a la vecindad en nuestro propio grupo face barrial y discutidas por los interesados, de modo de no presentar un “servicio” que atraiga simpatizantes, sino que se vayan involucrando los vecinos en su ejecución.


Catalunya: El movimiento por el derecho a la vivienda Plataforma d’Afectades per l’Habitatge i el Capitalisme (PAHC) anuncia la “liberación” de un nuevo bloque del Banco Sareb

Clajadep    31.May.21

Un nuevo bloque del banco malo ha sido recuperado por el movimiento por el derecho a la vivienda del Baix Montseny, en la provincia de Barcelona. Ya son 80 las personas en situación de vulnerabilidad realojadas en bloques ocupados en los últimos años en la región.


Ollas comunes y merenderos populares en Uruguay

Conversamos con el equipo interdisciplinario a cargo de la investigación “Entramados comunitarios y solidarios para sostener la vida frente a la pandemia. Ollas y merenderos populares en Uruguay 2020” para conocer el proceso de trabajo y las resonancias de ese informe.


Lo común y lo público, el estado y las comunidades: Lo común tiene un elemento fundamental: la transformación de lo público

El Salto    21.May.21

Marco Aparicio preside el Observatori DESC, un centro de derechos humanos que concentra sus esfuerzos en desmontar la percepción devaluada de los derechos sociales en relación a otros derechos considerados fundamentales.


Entrevista a La Ingobernable

La Haine    20.May.21

La Ingobernable es un espacio seguro en Madrid, es un espacio de autogestión político que surge hace cuatro años como respuesta a la especulación, ahora sigue como espacio político en respuesta a la crisis social surgida por la crisis sanitaria.


Colombia: La fuerza de los barrios durante el Paro en Medellín

Desde la primera semana de mayo los barrios de Medellín han sido protagonistas en el Paro Nacional. En ellos se han llevado a cabo velatones, cacerolazos, marchas de antorchas, tomas culturales y plantones con los que las comunidades, principalmente de los barrios periféricos, han rechazado las reformas propuestas por el Gobierno Nacional, el terrorismo de Estado y la brutalidad policial.


La Villana de Vallekas, un centro social autogestivo que espera a los zapatistas en Madrid

Creemos que su visita puede ser un impulso para los movimientos sociales aquí en España, pues nos encontramos en un raro impasse, ya que la pandemia ha limitado nuestras reuniones presenciales. Pensamos que nos hace falta fuerza para reinventar nuevas formas de lucha y resistencia y, que en eso, los zapatistas llevan mucho adelantado. Admiramos sus maneras de reinventarse y de echar a volar la imaginación para plasmarlo en acciones, por ejemplo, el construir la embarcación «La Montaña».


La autoorganización y la autogestión en las favelas de Rio de Janeiro que explican el miedo y la represión estatal con el pretexto de la delincuencia

“Una vez más, es la favela que muestra que es autosuficiente, que la micro política funciona y que los” nóis por nóis “son muy importantes”, dijo el periodista Rennan Leta, que forma parte del colectivo de comunicación Voz das Comunidades ( Voz de las comunidades) y también el gabinete de crisis del complejo de favelas Alemão. El lema popular ” nóis por nóis ” se traduce aproximadamente como “somos nosotros para nosotros”.


Mientras analistas discuten en Brasil como llegará Lula al trono del poder, los favelados del quilombo de Río son masacrados por el estado cada vez más centralizado

Agencias    09.May.21

Organizaciones sociales de las favelas procuran salvar la vida y los alimentos mediante la autoorganización, y no es casualidad que sea allí donde se concentra la acción represiva del estado persiguiendo criminales que están coligados con la policía y el ejército.
Lo mismo hizo Lula el año 2010 y su aliado, el gobernador de Rio declaraba la felicidad de la partidocracia en usar a los milicos en la represión que necesitaba el gobierno progresista para construir las faraónicas construcciones del Mundial que le costaron a Lula las multitudinarias manifestaciones que debilitaron los gobiernos del PT.
«Se trata de un día histórico. Las fuerzas armadas y las civiles estamos hermanadas en este desafío. No tengo duda de que el apoyo militar será de enorme importancia para que podamos reconquistar territorios (favelas controladas por criminales)», afirmó Cabral.


Madrid: los de arriba se reparten cargos del poder y los de abajo recuperan edificio de 120 habitaciones

El Salto    08.May.21

Un viejo hotel abandonado con más de 120 habitaciones en un barrio sin vecinos y en una ciudad gentrificada que expulsa a su gente. Ante esas lógicas, resurgen las Oficinas de Derechos Sociales de la mano de La Ingobernable.


Madrid: Mientras los de arriba ofrecen a la población el circo electoral, los de abajo realizan autoorganización y autogestión ocupando un nuevo efificio

La Haine    04.May.21

El colectivo de La Ingobernable ha anunciado esta misma mañana que han recuperado un edificio en la calle Cruz 5, el que será Sede de un nuevo Proyecto: la Oficina de Derechos Sociales. «Como siempre, necesitamos todos los apoyos que sean posible, presencial y online, especialmente hoy y los primeros días, así que estáis invitadísimas a venir a la Calle Cruz, 3 (Metro Sol o Sevilla) para defender este nuevo común urbano».


Chile: Conociéndonos y vamos construyendo barrio tejiendo entre nosotros. Ciclo de entrevistas entre vecinos.

CONOCIÉNDONOS Y VAMOS CONSTRUYENDO BARRIO TEJIENDO ENTRE NOSOTROS. MIENTRAS ALLÁ ARRIBA SE REPARTEN LOS PUESTOS DEL PODER. HACER DE CADA BARRIO UNA FORTALEZA DEMOCRÁTICA DE UNIDAD DEL PUEBLO SIN IZQUIERDA Y SIN DERECHA. LA UNIDAD NO ESTÁ EN LAS VANGUARDIAS, SINO EN LOS PROPIOS VECINOS DEL HORMIGUERO BARRIAL. La autogestión generalizada no viene de los discursos ni de los jefe, sino de nosotros mismos en cada barrio. No queremos que hagan lo que hacemos nosotros, puede ser muy diferente, pero muevan su barrio y dejemos de picotear por todos lados detrás de los que nos llevan a disputar el poder central.


Ciudades desesperadas. Ciudades de esperanza

La mayoría de los gobiernos tratan la pandemia como una oportunidad para imponer un estado de excepción. Sin embargo, la característica más importante de este período es establecer implícitamente un nuevo tipo de normalidad: modelar directamente nuevos hábitos y comportamientos urbanos y, por tanto, nuevos patrones de vida, tanto en el ámbito privado como en el público.