Autor: “Natalia Sierra”

Ecuador: Una urgencia vital que el presidente Lasso parece no entender

El colectivo de la Red de Antropología del Ecuador y la Colectiva de Antropólogas de Ecuador se han pronunciado críticamente ante la promulgación del Decreto presidencial 95, firmado el 5 de julio de este año. Con este decreto el Gobierno de Lasso intenta intensificar la explotación petrolera en los territorios amazónicos, además de entregar el negocio y un gran porcentaje de las ganancias a manos privadas, vía contrato de participación.


El “Gran Reinicio” y el futuro del trabajo

La pandemia evidenció y profundizó el debilitamiento extremo del capital variable con el aumento exponencial del desempleo y la incorporación más agresiva de la nueva tecnología digital, de la inteligencia artificial y la robótica al proceso productivo. Se proyecta que esta tendencia no va a variar, lo que significa que cada vez más trabajadores se quedaran sin trabajo. Una masa creciente de seres humanos que quedan por fuera del proceso productivo y sin el salario con el que puedan reproducir su vida.


Ecuador: La CONAIE y los desafíos políticos futuros

Es innegable que la CONAIE es el movimiento social más importante del Ecuador, no solo por el peso histórico del mundo indígena en el devenir de la sociedad, sino por su papel protagónico en la resistencia y lucha popular en los últimos cuarenta años.
También fue definitoria su fuerza organizativa en la resistencia al progresismo conservador durante los 14 años de gobierno de Correa y la Alianza País.


Las farmacéuticas: de demonios a ángeles

Se sabe desde hace tiempo que la enfermedad se convirtió en uno de los negocios más lucrativos y que las corporaciones farmacéuticas son las grandes ganadoras de este espurio negocio de medicinas y vacunas que lucra con el dolor y el miedo de la población. Las ganancias de las farmacéuticas superan las ganancias de la industria armamentista y de las telecomunicaciones, y con la pandemia seguro su ganancia aumentó exponencialmente.


El Gran Reinicio y las preguntas que deberíamos hacernos los pueblos

El “Gran Reinicio” es el significante que se escucha desde el segundo semestre del año de la pandemia 2020 y con más fuerza en este año 2021. La “gran propuesta”, desarrollada por Klaus Schwab, presidente del Foro Económico Mundial y por Carlos de Gales, fue acogida como parte de la agenda de discusión del Foro de Davos en su primera reunión en enero del 2021.
Es imperativo que los pueblos se pongan a estudiar críticamente esta propuesta, para que no se nos imponga como única opción social, como se han impuesto otras tantas recetas desde los centros de poder, cuyas consecuencias han sido nefastas para nuestra vida común.


Ecuador: El eterno retorno de la perversión estatal

La idea de que el Estado es el aparato a ser disputado por los diferentes grupos políticos, que según su tendencia ideológica lo administrarán para bien o para mal de la sociedad, es absolutamente falsa. Una equivocación que es en sí misma una trampa que nos tiene cada cuatro años cambiando de gobierno para que no cambie para nada.


El cinismo de la democracia de los negocios

En las elecciones últimas, la coincidencia entre el progresismo correísta y el socialcristinanismo se hizo absolutamente evidente en el apoyo unísono que estos dos grupos hicieron al triunfo de Lasso frente a Pérez, y que empujo al primero a retirarse del acuerdo de apertura de urnas al que había llegado con el segundo. Estaba claro, para quien quería leer más allá de las retóricas políticas, que al PSC y a UNES les convenía el acceso de Lasso a la segunda vuelta. Era evidente que la entrada de Pachakutik al balotaje final aseguraba su llegada al gobierno, sobre el candidato de UNES.


Ecuador: La culpa es de los indios

Llegaron los conquistadores europeos trayendo su culpa judeo-cristiana y marcaron con ella al “indio” y, más aún, a la “india”, que era doblemente culpable por ser “india” y mujer. Culpables de habitar la tierra prometida para los blancos, culpables de ser “indios”, culpables de existir. Convertidos en el mal ontológico fueron instrumentalizados como chivos expiatorios, para que la universitas moderna colonice el planeta


¿Por qué Lasso ganó al progresismo con parte de los votos de los pueblos indígenas?

Con Lasso en la presidencia, los pueblos indígenas campesinos y populares se organizarán en la lucha que no han dejado de darla y que saben hacerla. Hoy, con una diferencia importante, hay en formación una nuevaidentidad política que está articulada a su identidad socio-cultural, que es el corazón de la nueva izquierda comunitaria, ecológica, antipatriarcal, anticolonial, antiextractivista y anticapitalista. El porcentaje del voto nulo es la huella que marca un nuevo campo de confrontación, que pienso, delinea otras trayectorias para los pueblos.


Ecuador: Los argumentos no se imponen con violencia

La disputa electoral ha llegado a su nivel más enajenante. Los defensores de los liberales y de los progresistas han desviado su violento ataque hacia las organizaciones sociales que han decido por el voto nulo.


Ecuador: Ni el progresismo ni el liberalismo conservadores

El candidato Arauz, hijo legítimo del progresismo conservador correísta, está formado por la práctica política gubernamental del maltrato practicado por su mentor.
El candidato Lasso, hijo más que legítimo del neoliberalismo que gobernó por dos décadas y nos condujo a una de las peores catástrofes económicas vividas por la sociedad, está inscrito ideológicamente y por experiencia empresarial en la política gubernamental de la indiferencia


Ecuador: La pandemia y la condensación de la movilización social

Con el obsceno fraude, que no se limita a los cambios en los números de votos en las urnas, sino a todo el proceso viciado y degenerado de la democracia representativa, por efecto de su mercantilización y corrupción institucional, ¿los pueblos debemos persistir en destinar toda su energía de movilización social a tomarse el Estado (poder político de las élites dominantes), o al contrario dirigirla a construir formas autónomas de organización política que no destruyan lo fundamental de la vida.


La incómoda presencia del mundo indígena en la escena electoral

Lo que parecen no entender estas élites psicóticas es que no van a parar este impulso vital con sus elecciones manipuladas y fraudulentas. El ejercicio de la democracia comunitaria y directa va a superar su decadente democracia representativa, más allá de las elecciones, más allá del gobierno y más allá del Estado.


Ecuador: Yaku y “el salto al vacío”

Ante la posibilidad que Yaku Pérez dispute la administración del Estado con el candidato del correismo, los ideólogos liberales que apoyan a Lasso aceptan con malestar que entre su candidato y Yaku, es el segundo el que tiene mayores y casi seguras posibilidades de vencer al progresista conservador. Proyección que también lo saben los correístas. El viejo liberalismo conservador se encuentra atrapado entre lo que llaman “el infierno correista” y “el salto al vacío” que según ellos significa Yaku Pérez.


¿Todo es culpa de Donald Trump……?

El 6 de enero de 2021, el planeta observó el asalto al Capitolio, por grupos de estadounidenses partidarios de Donald Trump que rechazan el triunfo electoral de John Biden. Escenas que en los estados fallidos y las democracias restringidas de los países periféricos son habituales, dibujaron la imagen de la democracia imperial como presagio de los tiempos que vienen.


Todos fingimos creer en las elecciones

El discurso electoral en la mayoría, sino en todos sus candidatos, repite el mismo mensaje: el momento que vivimos es decisivo para el país, así que estas elecciones son fundamentales para el futuro de la sociedad ecuatoriana y no podemos equivocarnos. Es curiosos como el significado de este discurso se contradice con el significante de la democracia electoral, aún más en el momento de su decadencia.


Ecuador: El gobierno, sus abusos y trafasías en tiempos de pandemia

La crisis sanitaria, y los efectos económicos, sociales y psiciológicos derivados de la misma que afectaron con mayor dureza a los sectores sociales empobrecidos, ha sido la excusa perfecta para que los gobiernos radicalicen sus abusos y estafas en contra de la sociedad.


Las elecciones y sus callejones sin salida

Para trazar otros caminos hacia otros mundos saludables y justos, ¿es necesario apoderarse de la vieja institución política capitalista o quizá es mejor construirlos por fuera de ella, en un momento de inflexión civilizatoria que nos da esa oportunidad?


Crisis del Covid-19, la excusa perfecta

Hay que intentar hacer de la pandemia nuestra oportunidad de empezar a construir otra vida, otro mundo. Esta decisión implica superar el miedo, el aislamiento y la culpa; recuperar la confianza en nuestra capacidad de ser comunidad, de crear, de cuidarnos, de sabernos próximos y libres de toda culpa. Es el momento de empezar a reconstruir el trabajo comunitario, autónomo que asegure el alimento sano, la salud, el conocimiento, la imaginación, la vivienda; pues algo que definitivamente será destruido con esta pandemia, justificadora del poder, es el trabajo asalariado.


Cambiemos nuestro destino

Seguiremos apostando por el mercado y el Estado cómplice del primero, o haremos un giro radical hacia la vida en comunidad, vida solidaria entre seres humanos, solidaria con las otras especies animales y respetuosa y agradecida con la naturaleza?
A pesar de la propaganda del poder, la decisión está en la sociedad global situada en territorios físicos, culturales y emocionales. Podemos girar la historia y construir un destino distinto que nos haga merecedores de este hospedaje natural.