Autor: “Natalia Sierra”

La incómoda presencia del mundo indígena en la escena electoral

Lo que parecen no entender estas élites psicóticas es que no van a parar este impulso vital con sus elecciones manipuladas y fraudulentas. El ejercicio de la democracia comunitaria y directa va a superar su decadente democracia representativa, más allá de las elecciones, más allá del gobierno y más allá del Estado.


Ecuador: Yaku y “el salto al vacío”

Ante la posibilidad que Yaku Pérez dispute la administración del Estado con el candidato del correismo, los ideólogos liberales que apoyan a Lasso aceptan con malestar que entre su candidato y Yaku, es el segundo el que tiene mayores y casi seguras posibilidades de vencer al progresista conservador. Proyección que también lo saben los correístas. El viejo liberalismo conservador se encuentra atrapado entre lo que llaman “el infierno correista” y “el salto al vacío” que según ellos significa Yaku Pérez.


¿Todo es culpa de Donald Trump……?

El 6 de enero de 2021, el planeta observó el asalto al Capitolio, por grupos de estadounidenses partidarios de Donald Trump que rechazan el triunfo electoral de John Biden. Escenas que en los estados fallidos y las democracias restringidas de los países periféricos son habituales, dibujaron la imagen de la democracia imperial como presagio de los tiempos que vienen.


Todos fingimos creer en las elecciones

El discurso electoral en la mayoría, sino en todos sus candidatos, repite el mismo mensaje: el momento que vivimos es decisivo para el país, así que estas elecciones son fundamentales para el futuro de la sociedad ecuatoriana y no podemos equivocarnos. Es curiosos como el significado de este discurso se contradice con el significante de la democracia electoral, aún más en el momento de su decadencia.


Ecuador: El gobierno, sus abusos y trafasías en tiempos de pandemia

La crisis sanitaria, y los efectos económicos, sociales y psiciológicos derivados de la misma que afectaron con mayor dureza a los sectores sociales empobrecidos, ha sido la excusa perfecta para que los gobiernos radicalicen sus abusos y estafas en contra de la sociedad.


Las elecciones y sus callejones sin salida

Para trazar otros caminos hacia otros mundos saludables y justos, ¿es necesario apoderarse de la vieja institución política capitalista o quizá es mejor construirlos por fuera de ella, en un momento de inflexión civilizatoria que nos da esa oportunidad?


Crisis del Covid-19, la excusa perfecta

Hay que intentar hacer de la pandemia nuestra oportunidad de empezar a construir otra vida, otro mundo. Esta decisión implica superar el miedo, el aislamiento y la culpa; recuperar la confianza en nuestra capacidad de ser comunidad, de crear, de cuidarnos, de sabernos próximos y libres de toda culpa. Es el momento de empezar a reconstruir el trabajo comunitario, autónomo que asegure el alimento sano, la salud, el conocimiento, la imaginación, la vivienda; pues algo que definitivamente será destruido con esta pandemia, justificadora del poder, es el trabajo asalariado.


Cambiemos nuestro destino

Seguiremos apostando por el mercado y el Estado cómplice del primero, o haremos un giro radical hacia la vida en comunidad, vida solidaria entre seres humanos, solidaria con las otras especies animales y respetuosa y agradecida con la naturaleza?
A pesar de la propaganda del poder, la decisión está en la sociedad global situada en territorios físicos, culturales y emocionales. Podemos girar la historia y construir un destino distinto que nos haga merecedores de este hospedaje natural.


La dominaci?n progresista. El poder como instrumento de dominaci?n. I

Presentaci?n del libro. Ra?l Zibechi: El tel?n de fondo es el fortalecimiento del Estado con el objetivo de disciplinar la vida de la gente com?n y, elemento decisivo, ?consolidar la colonizaci?n de los mundos de la vida alternos, e integrarlos a la demanda del mercado mundial?. Dram?tico es que esto se haga en nombre del socialismo y de la revoluci?n.


La dominaci?n progresista. El poder como instrumento de dominaci?n. II

Con gobiernos de derecha, de izquierda o progresistas, el estado sigue siendo instrumento de dominaci?n.
?Qu? alternativa les queda a los colectivos?
Volver a organizarse, defender los tejidos sociales, conversar y tratar de tener autonom?a frente al Estado.


Ecuador: la democracia de las ?lites y sus efectos desastrosos

Despu?s de 40 a?os de retorno a la democracia, los resultados de la aplicaci?n de la democracia de las ?lites es una historia de saqueo de los bienes comunes, que ha generado mayores niveles de desigualdad econ?mica, social y cultural en el pa?s. El empobrecimiento social y ambiental ha crecido al mismo ritmo de crecimiento de la deuda externa.


Nuestro reto, el reto de las izquierdas

Las izquierdas deben desaparecer y reconstruir en el protagonismo social el relato emancipatorio que d? a la humanidad una nueva oportunidad de superar la violencia depredadora del capitalismo, como est?n haciendo los zapatistas, los kurdos, los amaz?nicos y los mapuche, por citar s?lo estos ejemplos.
El fraude hist?rico que significaron los gobiernos progresistas en Am?rica Latina, autoasumidos como proyectos pol?ticos de izquierda, gener? una enorme decepci?n en la sociedad latinoamericana. La respuesta frente a esta estafa pol?tica e hist?rica, lamentablemente, es el rechazo de la sociedad a la ideolog?a de la izquierda y a su promesa de emancipaci?n, y su viraje conservador hacia las ofertas de la derecha mundial.


La dominación progresista. El poder como instrumento de dominación (Parte I)

Presentación de Raúl Zibechi:
Disminuir la pobreza implica, en el modelo neoliberal que vivimos/sufrimos, incorporar a los pobres como consumidores y, por lo tanto, como rehenes del sistema financiero. ¿Alguien se ha preguntado por qué la banca crece de modo exponencial bajo los gobiernos progresistas? El mantra neoliberal que sucede al “combate a la pobreza” se llama “inclusión financiera”. El nombre es genial, como todo lo que emana del Banco Mundial, principal think tank del progresismo, ya que da a entender que estamos ante una ampliación de derechos, que encubre la profundización del neoliberalismo y el creciente endeudamiento de las familias.


La dominación progresista. El poder como instrumento de dominación (Parte II y final)

Los gobiernos progresistas son patrón de dominación para América Latina. A pesar de las diferencias que tienen estos gobiernos, también podemos observar líneas comunes. Intentaron frenar la movilización social. Estos gobiernos fueron una especie de ensayo de dominación, para detener la protesta social, que a su vez pudo cambiar la historia de América Latina.
¿Cómo, a su criterio, se frenó la movilización social? Se lograron detener por todos los dispositivos de control que establecieron estos gobiernos a la población: criminalizando la protesta social, persecución, división de organizaciones, creación de organizaciones paralelas, códigos penales claramente punibles a la movilización. Nunca pudieron liquidarlas, pero si debilitar a las organizaciones.
¿Qué alternativa les queda a los colectivos? Volver a organizarse, defender los tejidos sociales, conversar y tratar de tener autonomía frente al Estado.


Mudando hacia lo otro del mundo. La esperanza hace del fin un “fin” (V)

Capítulo del libro “Palabras para tejernos…”


Mudando hacia lo otro del Mundo. La esperanza hace del fin un “fin”

Capítulo del libro “Palabras para tejernos, resistir y transformas en la época que estamos viviendo”


Ecuador: Un gobierno embustero

Socióloga ecuatoriana, profesora universitaria


El reto: Descolonizar la conciencia social

Ecuador: claro mensaje de promesa capitalista envuelto en una retórica de revolución socialista