Autor: “Raúl Zibechi”

Ordenar (algo) el caos sistémico

El mundo del crimen (entendido como el conjunto de la acumulación por despojo), diluye las fronteras entre trabajador y delincuente, entre legalidad e ilegalidad. Una vez disuelto aquel mundo cohesionado de la sociedad salarial, “a través de las guerras en curso”, la sociedad está en proceso de reorganización.


El extractivismo como cultura

El modelo extractivo es mucho más que una política económica. En el libro “No secarán la tierra”, de la editorial Grito Manso, Raúl Zibechi afirma que la explotación de la naturaleza es reflejo de un modo de pensar y actuar que domina mentes, cuerpos y sociedades. Las diferencias con las luchas obreras del siglo XX y los actuales espacios que construyen alternativas.


Perú movilizado. La potencia de la comunidad

Confiando en la sabiduría milenaria de los pueblos, creo que el objetivo de estas movilizaciones no es la convocatoria de elecciones, menos aún reponer a Castillo, ni siquiera una asamblea constituyente. Toda esta lucha, toda esta pelea, es por la dignidad, por el respeto como pueblos. Por eso las mujeres de pollera gritan: “Todos somos uno”. Nos toca escuchar, y aprender.


Militares guardianes del extractivismo en América Latina

Van saliendo nuevos datos que confirman el papel de las fuerzas armadas en el asalto al parlamento, palacio de gobierno y Suprema Corte de Justicia en Brasilia el domingo 8 de enero. Se queda corta la sospecha de que los asaltantes (terroristas según medios y autoridades) contaron con la simpatía o el apoyo puntual de los militares, sino que ellos han sido los organizadores del evento. Nada menos que el estadounidense The Washington Post titula el 14 de enero: “El ejército de Brasil bloqueó el arresto de los alborotadores de Bolsonaro”


Crimen organizado y extractivismo

El crimen organizado, la delincuencia paraestatal o narcotráfico, son las formas que asume la acumulación por despojo/extractivismo en la zona del no-ser, o sea en los territorios de los pueblos originarios, negros y campesinos de América Latina. Aunque suelen presentarse por separado, como si no tuvieran ninguna relación, la violencia criminal, los estados-nación y el modelo económico forman un mismo entramado para el despojo de los pueblos.


Masacre en Perú. La democracia en guerra contra los pueblos

«En los Andes las masacres se suceden
con el ritmo de las estaciones.
En el mundo hay cuatro; en los Andes cinco:
primavera, verano, otoño, invierno y masacre.»
-Manuel Scorza-


¿Qué podemos hacer ante el “deseo de capitalismo”?

el deseo de capitalismo es global, por lo menos en América Latina es potente. En el continente se expresa en todos los sectores populares, indígenas, negros y mestizos, entre campesinos y periferias urbanas. Millones han emigrado atraídos por el sueño de mejorar su vida y huyendo de miserias y persecuciones. Muchos más desearían hacerlo, como lo evidencian las constantes caravanas que salen de países centroamericanos. Lo segundo es que se trata siempre de salidas individuales, y éste es un gran triunfo del capitalismo.


Geopolítica y conflicto social

El apoyo incondicional a las luchas de los pueblos, ha sido desde siempre una bandera irrenunciable de las izquierdas y de quienes pugnamos por la emancipación social. Ese apoyo no puede depender del lugar donde vivan, de si el Estado que las oprime está gobernado por la derecha o la izquierda. Las luchas de los trabajadores chinos o rusos son tan válidas como las de cualquier trabajador en cualquier lugar del mundo.


Movimientos de abajo en 2022-2023. Aprendiendo a navegar en la tormenta

No puede decirse que 2022 haya sido el año de los movimientos y de las luchas, como lo fueron los anteriores. ¿Qué está sucediendo? ¿Se han debilitado, han sido cooptados o se han entregado a los gobiernos progresistas que ya son mayoría por lo menos en América del Sur?
Nada de eso. Escuchando con atención, podemos entender que los pueblos organizados están en un proceso de crecimiento hacia adentro, que pasa por debatir qué hacer en una situación completamente nueva.


El zapatismo impacta en los procesos de autonomía de America Latina

A 29 años del levantamiento del EZLN, el periodista y educador popular Raúl Zibechi hace un balance de la vigencia del zapatismo de Chiapas en los movimientos sociales e indígenas de América Latina y los procesos que viven ante los gobiernos progresistas actualmente.


Capitalismo en modo criminal

En América Latina se está expandiendo de forma geométrica un capitalismo criminal o mafioso, en cuyas prácticas se disuelven las diferencias entre formalidad, informalidad y delito.


Perú. Los militares vuelven a matar en los Andes

Es imposible saber lo que va a suceder en las próximas semanas. Lo único seguro, lo que salta a la vista para cualquiera, es que los pobres y los pueblos originarios del Perú nunca estuvieron desmovilizados. Aprovecharon la campaña electoral y la aparición de un candidato “como ellos”, un Pedro Castillo de sombrero y habla andina que luego los defraudó, para meterse en la coyuntura y exigir lo que siempre exigen: respeto a su dignidad de pueblos.


Mirar sin ver, pensar sin sentir: límites del eurocentrismo

La invasión rusa a Ucrania y la consiguiente guerra entre potencias está teniendo efectos profundos sobre el pensamiento crítico y los movimientos, pero de modo divergente en el norte y en América Latina. Es cierto que las izquierdas europeas y también las latinoamericanas se han quedado sin política. Sólo atienden la producción teórica de las academias y de las izquierdas que se referencian en los estados-nación, o sea, a la colonialidad del poder. La decisión de encarar la resistencia civil pacífica para enfrentar la guerra asimétrica y de exterminio del Estado mexicano, es una determinación estratégica, pero no tiene la menor relación con el pacifismo.


Perú: Las burguesías emergentes como factor de desestabilización

Perú vive un proceso de desestabilización permanente, de gobernabilidad imposible, al punto que Dina Boluarte es la sexta presidenta en apenas cinco años. Más allá de este dato, lo cierto es que la volatilidad de la política peruana se ha convertido en un rasgo estructural, imposible de ocultar pero que no obedece sólo a la crisis de los partidos políticos, a la creciente corrupción anidada en el sistema y a la debilidad de las instituciones estatales, sino también a otros factores que me parece necesario explorar.


Espiritualidad y autonomía

Quienes nos hemos formado en el materialismo y en el pensamiento crítico eurocéntrico tenemos serias dificultades para comprender y asumir el papel de la espiritualidad en los procesos emancipatorios.


Nicaragua: Las izquierdas ante Dora María Téllez

La obsesión por el poder, aferrarse al control del Estado, represión a la disidencia y falta de autocrítica, vinculan a esta izquierda que se dice democrática, con su pasado estalinista. Ya sabemos que la derecha es peor, quizá mucho peor. Pero desde siempre, más peligroso que el lobo, es aquel que se disfraza con la piel del cordero.


Tenondé Porã, territorio guaraní mbya: resistencia y mundo nuevo

Dejar la ciudad es un alivio. Luego de dos horas van apareciendo los tonos de verdes, praderas y bosques que nos invitan a seguir transitando por caminos de tierra. Sao Paulo quedó atrás para dar lugar al silencio que sólo quiebra el canto de las aves y el murmullo de los arroyos. Sólo dos horas, que parecen siglos, separan la mayor ciudad sudamericana y el territorio indígena Tenondé Porã, habitado por casi dos mil guaraní mbya que se despliegan por la Mata Atlántica o bosque atlántico, uno de los biomas más amenazados del planeta, pero que aún alberga una de las mayores biodiversidades.


Ser diferentes, para cambiar el mundo

Todo el empeño de la clase dominante está puesto en eliminar o achatar las diferencias en los modos de vida, en las prácticas cotidianas de los pueblos, las clases y las personas, respecto de la cultura dominante. Para eso se militarizan regiones enteras, se producen genocidios y exterminios de poblaciones, desde hace cinco siglos.


Del poder a la descomposición

La ambición desmedida de poder de Evo Mosales en Bolivia, su deseo incontrolable por ir más allá de lo aconsejable, termina por destruir la propia fuerza política, por enajenarse simpatías y viejas adhesiones, y lleva a la parálisis de sus fieles que lo siguen siendo por miedo o conveniencia, no por convicción.


Autonomías en Wall Mapu II: Boca Sur

“En realidad,” explica Daniela , “el comedor se inició con el estallido social del 18 y 19 de octubre de 2019. Nos dimos cuenta que muchos vecinos estaban quedando sin trabajo. Los despedían porque no funcionaba la locomoción, había militares en la entrada de la pobla y no permitían el acceso de buses de empresas”. La gente era despedida, sencillamente, porque los militares no los dejaban salir de su barrio. Una realidad que habla por sí sola de lo que es un “estado de excepción permanente”.