Autor: “Giorgio Agamben”

A propósito del decreto sobre el «green pass»

La discriminación de una categoría de personas, que se convierten automáticamente en ciudadanos de segunda clase, es en sí misma una cuestión muy grave, cuyas consecuencias pueden ser dramáticas para la vida democrática. Esto se enfrenta con el llamado green pass, con una ligereza inconsciente. Todos los regímenes despóticos han actuado siempre mediante prácticas de discriminación, que pueden haber sido moderadas al principio pero que luego se han generalizado.


Ciudadanos de segunda clase

Quienes se atengan a su libre y fundada convicción y se nieguen a vacunarse serán excluidos de la vida social. El hecho de que la vacuna se convierta así en una especie de símbolo político-religioso destinado a establecer una discriminación entre los ciudadanos queda patente en la irresponsable declaración de un político que, refiriéndose a quienes no se vacunan, dijo, sin darse cuenta de que estaba utilizando una jerga fascista: «los vamos a purgar con el green pass». El «pase verde» convierte a quienes no lo tienen en portadores virtuales de una estrella amarilla.


Potencia destituyente y crítica de la realización

Un concepto del que cada vez se habla y se oye más, pero casi siempre sin rigor ni lucidez, es el concepto de potencia destituyente (potencia, no poder).


El rostro y la muerte

Sólo el hombre hace del rostro el lugar de su reconocimiento y su verdad, el hombre es el animal que reconoce su rostro en el espejo y se refleja y reconoce en el rostro del otro.
El hombre, el animal que se reconoce en su propio rostro, es también el único que celebra el culto a los muertos. No es de extrañar, pues, que los muertos también tengan un rostro y que la cancelación del rostro vaya de la mano de la eliminación de la muerte.


La nuda vida y la vacuna

La única identidad de esta vida que fluctúa entre la enfermedad y la salud es la de ser receptor del hisopo nasal y la vacuna, que, como el bautismo de una nueva religión, definen la figura invertida de lo que antes se llamaba ciudadanía. Un bautismo ya no indeleble, sino necesariamente provisional y renovable, porque el neo-ciudadano, que siempre tendrá que exhibir su certificado, ya no tiene derechos inalienables e indecidibles, sino sólo obligaciones que deben ser incesantemente decididas y actualizadas.


Agamben: La guerra y la paz

Es necesario tomar en serio la tesis, repetida reiteradamente por los gobiernos, de que la humanidad y todas las naciones se encuentran actualmente en estado de guerra. Sobra decir que tal tesis sirve para legitimar el estado de excepción con sus drásticas limitaciones a la libertad de movimiento y expresiones absurdas como «toque de queda», que por otra parte son difícilmente justificables


El arbitrio y la necesidad

Se confirma nuestro diagnóstico de un ocaso definitivo de la era de las democracias burguesas. Queda por ver cuánto tiempo podrán durar la suspensión de la política y la emergencia como paradigma de gobierno sin asumir una forma diferente del terror sanitario en el que se han fundado hasta ahora.


El miedo prepara para aceptarlo todo

“La democracia contemporánea es una forma de gobierno íntegramente fundado sobre la gloria”


Elementos para una teoría de la potencia destituyente

La autonomía de lo político se funda en una división, una articulación y una excepción de la vida. La política occidental es desde el principio biopolítica.


Filosofía del contacto

Intervención de Giorgio Agamben publicada el 5 de enero de 2020 en su columna «Una voce» en el sitio web de la editorial italiana Quodlibet.


Gaia y Ctonia

Intervención de Giorgio Agamben publicada el 28 de diciembre de 2020 en su columna «Una voce» en el sitio web de la editorial italiana Quodlibet.


Capitalismo comunista

El capitalismo que se está consolidando a escala planetaria no es el capitalismo en la forma que había asumido en Occidente: es, más bien, el capitalismo en su variante comunista, que combinaba un desarrollo extremadamente rápido de la producción con un régimen político totalitario


Sobre el tiempo que viene

Intervención de Giorgio Agamben publicada el 23 de noviembre de 2020 en su columna «Una voce» en el sitio web de la editorial italiana Quodlibet.


El amor ha sido abolido

Intervención de Giorgio Agamben publicada el 6 de noviembre de 2020 en su columna «Una voce».


Un país sin rostro

Intervención de Giorgio Agamben publicada el 8 de octubre de 2020 en su columna «Una voce», en el sitio web de la editorial italiana Quodlibet.


Cuando la casa se quema

«Todo lo que hago no tiene sentido si la casa se quema». Sin embargo, cuando la casa se quema, es necesario continuar como siempre, hacer todo con cuidado y precisión, tal vez incluso con más rigor — aunque nadie se dé cuenta. Puede ser que la vida desaparezca de la tierra, que no quede ningún recuerdo de lo que se ha hecho, para bien o para mal. Pero sigues como antes, es demasiado tarde para cambiar, no hay más tiempo.


Estado de excepción y estado de emergencia

Conviene al jurista invitarlo a reflexionar con más detenimiento sobre el estado de la sociedad en la que vive y a recordar que los juristas no son, como desgraciadamente lo son desde hace tiempo, burócratas a quienes sólo les incumbe la carga de justificar el sistema en el que viven.


La invención de una epidemia

Giorgio Agamben (Roma, 1942) es un filósofo italiano de renombre internacional. En su obra, como en la de otros autores, confluyen estudios literarios, lingüísticos, estéticos y políticos, bajo la determinación filosófica de investigar la presente situación metafísica en Occidente y su posible salida, en las circunstancias actuales de la historia y la cultura mundiales.


Polemos epidemios

Entrevista con Dimitra Pouliopoulou para la revista griega Babilonia, 20 de mayo de 2020.


Dos palabras infames

En las polémicas durante la emergencia sanitaria aparecieron dos palabras infames que, según todas las pruebas, tenían el único propósito de desacreditar a quienes, ante el miedo que había paralizado las mentes, seguían aferrados a pensar: «negacionista» y «conspiracionismo»