Autor: “Onica”

Autonomía, autogobierno y autogestión integral de la vida, como alternativas políticas

El presente artículo propone que autonomía y autogestión integral, siempre como proyectos abiertos y en construcción, suponen autogobierno y auto-organización en todas las áreas de la vida social; ambas se constituyen en las únicas respuestas políticas posibles a ensayar desde todos los espacios sociales, frente a la debacle de la política institucional –y de sus clases dirigentes–, cuyas expresiones agrupamos bajo el término democracia, al que luego aderezamos con calificativos como representativa, participativa, deliberativa, procedimental, etc., para dar cuenta de sus características y supuestas cualidades, pero sin que ninguno de ellos cambie sustancialmente su naturaleza y finalidad: contribuir por todos los medios posibles –siempre violentos–, a la reproducción de la sociedad capitalista y de las condiciones que favorecen a su privilegiada minoría.


Somos las nietas de todas las brujas que nunca pudieron quemar. Pistas para entender algunos contenidos del levantamiento en marcha de las mujeres de América Latina.

Habitamos un momento extraordinario y ambiguo en América Latina. Ambiguo porque cuando en diversos países se profundiza y recompone el “régimen extractivista” -que incluye un sinnúmero de actividades criminales y un régimen político específico con el que coexisten y combinan- simultáneamente se ha despertado una corriente magmática, radical y masiva, de insubordinación y luchas de mujeres muy diversas que recorre los territorios y las ciudades expandiéndose de un país tras otro.


Cartografiar la contraofensiva: el espectro del feminismo

Los feminismos han desafiado a los poderes establecidos y estos han desencadenado una triple contraofensiva: eclesial, económica y militar, que tiene uno de sus anclajes en la denuncia de la «ideología de género». Una de las operaciones relacionadas es asociar la «ideología de género» al colonialismo. Otra consiste en infantilizar el feminismo como política trivial, de clase media, frente a la urgencia popular del hambre.
Estamos presenciando un momento de contraofensiva: es decir, de reacción a la fuerza desplegada por los feminismos en la región. Es importante remarcar la secuencia: la contraofensiva responde a una ofensiva, a un movimiento anterior. Esto supone ubicar la emergencia de los feminismos en relación con el posterior giro a la derecha en la región, incluso con tonalidades protofascistas, y a escala global. Se desprenden de aquí dos consideraciones. En términos metodológicos: ubicar la fuerza de los feminismos en primer lugar, como fuerza constituyente. En términos políticos: afirmar que los feminismos, en su capacidad de devenir masivos y radicales, ponen en marcha una amenaza hacia los poderes establecidos y activan una dinámica de desobediencias que se intenta contener contraponiéndole formas de represión, disciplinamiento y control en varias escalas. La contraofensiva es un llamado al orden y su agresividad se mide en relación con la percepción de amenaza a la que está respondiendo.


El conjunto de las comunidades amazónicas de 9 países sancionan, condenan y declaran No Gratos a los dos gobiernos de Jair Bolsonaro y Evo Morales

Los Pueblos Indígenas desde nuestra Ley de Origen, Derecho Mayor y Ley Natural hacemos responsables a los Gobiernos de Jair Bolsonaro y de Evo Morales por la desaparición y Genocidio físico, ambiental y cultural que se presenta actualmente en la Amazonía, y que por su acción y omisión se hace cada día más grave y que son pérdidas irreparables para la humanidad. Por lo tanto sancionamos, condenamos y declaramos a estos dos Gobiernos NO GRATOS para la Cuenca Amazónica.


Memorias de la lucha sandinista. Un texto necesario para las tareas de hoy contra la dictadura de Ortega en Nicaragua

Esta obra trata de evitar que se construyan héroes de mentira y que la historia se privatice como se privatizó el Frente Sandinista.


Nicaragua: A 40 años: entre la revolución y la dictadura

Al cumplirse 40 años del triunfo de la Revolución Popular Sandinista, no puedo obviar los sentimientos encontrados que me embargan como protagonista e historiadora de aquella gesta que puso fin a la dictadura de Somoza. Por estas fechas siempre vienen a nuestra mente los miles de héroes populares y mártires de los años 70, algunos de ellos entrañables como mi hermana Zulema, asesinada a sus 16 años. Estos sentimientos se entrelazan con las ceremonias y actos religiosos con los que en estos días honramos a los cientos de asesinados hace apenas un año, esta vez por la dictadura orteguista, encabezada por quién fuera uno de los protagonistas de aquella gesta contra el somocismo.


Discurso de Mónica López Baltodano en la caravana de nicaragüenses en Costa Rica

Es gracias a ustedes y a nuestra gente en Nicaragua, que lo han dado todo en todas las trinchera de libertad y resistencia, defendidas por periodistas, luchadores populares, heroicas mujeres, feministas, defensores de derechos humanos, pequeños y medianos empresarios azul y blanco, sacerdotes que optaron por el pueblo, es gracias a todo ese empeño que se puso en jaque a la dictadura.


Daniel Ortega está condenado a perder el poder

Mónica Baltodano fue comandante guerrillera de la Revolución Popular Sandinista de 1979, ex miembro de la Dirección Nacional del FSLN y ex ministra del gobierno revolucionario. Dos veces fue diputada a la Asamblea Nacional. También es historiadora y autora de 4 volúmenes de Memorias de la Lucha Sandinista. Hoy integra la Articulación de Movimientos Sociales.


El futuro de los movimientos sociales en América Latina: Balance de la resistencia popular contra la dictadura de Ortega en Nicaragua

La comandante sandinista Mónica Baltodano participó activamente en el Foro Crítico de la socialdemocracia dirigente de Clacso y dijo lo suyo recibiendo grandes muestras de simpatía y cariño.
La autoridad de Baltodano Marcenaro surge de que se trata de persona que participó de manera destacada durante la etapa insurreccional de la ofensiva final de 1978-1979 contra la dictadura somocista. Guerrillera revolucionaria dirigió el Movimiento por el Rescate del Sandinismo (MRS) y diputada en el periodo 2007-2011 en la Asamblea Nacional de Nicaragua:
“Desde los movimientos sociales en lucha contra el vanguardismo, el caudillismo y el verticalismo habíamos proclamado la importancia de la horizontalidad. La Nicaragua sublevada vivió entonces la plenitud de esa horizontalidad. No había jefes, ni caudillos, ni partidos, dirigiendo el movimiento. La energía y creatividad parecían no tener límites. La memoria histórica de jornadas pasadas floreció en cantos y consignas. Poetas, escritores, cantores, multiplicaron sus obras animando la rebelión.
Pero esta misma amplitud del movimiento no fue capaz, en el momento crucial, de dotarse de una dirección colectiva que orientara y potenciara la fuerza arrolladora de las masas. Una vez más la crisis revolucionaria no se podía resolver por la ausencia de una conducción. La permanencia de esta problemática se mantiene sin duda como un desafío a los movimientos sociales.”
Está por discutirse su propuesta de dirección colectiva de la diversidad de las organizaciones sociales en los momentos cruciales, que algunos confunden con la necesidad de constituir partido y de la toma del poder, a diferencia de zapatistas y kurdos que muestran en los hechos como construir sociedad sobre la base de las formas comunitarias de vivir y compartir sin depender de la centralidad del partido y del estado, sino en base a los autogobiernos locales coordinados horizontalmente como plantean también las comunidades indígenas amazónicas y la Alianza Territorial Mapuche.


Mientras en Brasil Bolsonaro gana el gobierno patriarcal por arriba, Silvia Federici participa activamente en Argentina por abajo en el tejido feminista de los cuerpos y cuerpas

Silvia Federici, la célebre autora de El Calibán y la bruja. Mujeres, cuerpo y acumulación originaria, acaba de editar aquí ‘El patriarcado del salario’ (Tinta Limón) y vino tanto a ponerle el cuerpo a ese nuevo libro de crítica feminista al capitalismo como a entretejerse en las luchas de las que se siente parte y que son pura potencia en nuestro territorio.


Encuentro en México de dos mujeres gigantes: Marichuy, vocera indígena y Doña Francisca Ramírez dirigente campesina de Nicaragua

Hoy la Caravana de Solidaridad de la Articulación de Movimientos Sociales y OSC Nicaragua llegó hasta Chiapas en México, donde Marichuy y doña Chica estuvieron juntas, dos mujeres luchadoras, incansables y llenas de dignidad. Platicamos de la situación que atraviesa Nicaragua y las violaciones de derechos humanos que han cometido los Ortega Murillo.


Nicaragua: Ortega-Murillo, ¿los nuevos Somoza?

El sandinismo no orteguista está trabajando junto a las organizaciones sociales para buscar una salida progresista a la crisis actual, negando con firmeza que la única salida sea la que viene de la mano de la derecha con el apoyo de EEUU.


Nicaragua: Unidad de los más variados actores sociales para derrocar a la dictadura de Ortega

Mónica López Baltodano, abogada e integrante de la Articulación, explicó en una entrevista en el programa televisivo Esta Noche, que desde la AMS durante mes y medio han discutido internamente con representaciones campesinas, ambientalistas, defensores de derechos humanos, líderes territoriales de distintas partes del país, pueblos indígenas y afrodescendientes, y otros colectivos, la manera en cómo pueden contribuir a la construcción de una confluencia con muchos actores que principalmente han emergido producto de la insurrección ciudadana desde el 18 de abril.


Líderes sandinistas llaman a la unión contra la represiva dictadura orteguista

Desde nuestra raíz de luchadores contra la dictadura somocista llamamos a unirnos sin distingos políticos contra la represiva dictadura orteguista


Nicaragua: sublevación no es golpismo

La historia de las rebeliones populares confirma que no hay individuos, ni política de terror, que puedan detener el torrente popular en movimiento.

“Bendito momento aquel en que un pueblo se yergue.
Ya no es el rebaño de lomos tostados por el sol,
ya no es la muchedumbre sórdida de resignados y de sumisos,
sino la hueste de rebeldes que se lanza a la
conquista de la tierra ennoblecida
porque al fin la pisan hombres”
Ricardo Flores Magón.


Memorias de la lucha sandinista. Un texto necesario para las tareas de hoy contra la dictadura de Ortega

Esta obra trata de evitar que se construyan héroes de mentira y que la historia se privatice como se privatizó el Frente Sandinista.


Orteguismo no es igual a Sandinismo

Entrevista a la Comandante sandinista Mónica Baltodano, especial para La Tissa, Cuba.
Hay que recordar que el sandinismo se dividió en tendencias en 1975, en plena lucha contra la dictadura. La firma de la unidad en 1979 no significó que las diferencias desaparecieran. Siempre existió un sector más pragmático, más centrado en la lucha por el poder. Yo diría también con menos experiencia del trabajo de masas. Entre ellos estuvo Daniel Ortega.


Que pena que nos duela el dolor: Desde Uruguay promueven firmas para poner fin a la represión de Ortega en Nicaragua

¿Nos hacemos los distraídos?


Hoy 17 de julio hace 39 años de fue el dictador Somoza, hoy el nuevo dictador, Ortega, lo “conmemora” masacrando a los sujetos de aquella insurrección

Insurrección del pueblo que nos llevó a la victoria y a Ortega al poder. Aferrado a ese poder, ahora ha asesinado a mas de 300 nicaragüenses.


Nicaragua ante la represión desenfrenada

La explosión popular frente a la represión encontró al pueblo de Nicaragua desarticulado y desorganizado. El tejido social ha sido pulverizado por las políticas neoliberales y por la persecución abierta o solapada del orteguismo. Los partidos políticos están debilitados y desacreditados. Por lo tanto, reconstruir el tejido social es un desafío.
La delegación participante del Diálogo se ha agrupado como Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia pero también se ha venido construyendo la Articulación de Movimientos Sociales que aglutina a estudiantes autoconvocados, expresiones territoriales del Movimiento 19 de Abril, población movilizada en tranques y barricadas, movimientos de mujeres y feministas, movimientos campesinos, organizaciones de Derechos Humanos, pueblos indígenas y comunidades afrodescendientes, ambientalistas, movimientos defensores de la diversidad sexual y medios de comunicación, entre otros. La Articulación ha planteado que toda ruta hacia la democratización deber partir de la salida inmediata de la pareja presidencial del poder y la instalación de un gobierno de transición que diseñe los pasos para elegir cuanto antes una Asamblea Constituyente y un nuevo gobierno.