Autor: “Rita Segato”

El cuerpo de las mujeres es un lugar en el que se manifiesta el fracaso del estado

Estas nuevas formas de violencia machista son signo de una amplia transformación económica y política, que tiene que ver con el desarrollo de la economía informal y criminal y con la descomposición del Estado como monopolista de la violencia. En este marco, el cuerpo de la mujer se convierte en un soporte en el que se inscriben nuevas formas de dominio y de soberanía. Se trata por ello de una violencia pública, sistemática, impersonal, en la que grupos criminales y corporaciones establecen una forma de control sobre el territorio que se expresa públicamente a través del sometimiento total del cuerpo de la mujer.


Los cr?menes contra las mujeres no son motivados por el odio, son de orden pol?tico

El violador no es un enfermo, an?malo, no es un tipo raro, es una persona completamente normal que en su acci?n expresa un contenido que est? en la sociedad.