Autor: “Comunizar”

Entre el radicalismo utópico y el pragmatismo negociado

La confrontación de muchos años de la ZAD (Zonas a Defender) con el Estado francés contiene muchas lecciones sobre el papel de la unidad en las luchas radicales y la efectividad de las estrategias de ocupación de la tierra. La pandemia mundial de coronavirus ha puesto de relieve muchos fracasos de los Estados capitalistas contemporáneos en todo el mundo. En consecuencia, también ha dejado en claro la necesidad de que los movimientos sociales no solo resistan la violencia del Estado y su facilitación del capitalismo global, sino que construyan simultánea y activamente una política prefigurativa hacia una sociedad alternativa. La creación de espacios autónomos para la ayuda mutua y la política radical es más importante que nunca.


Luchas contra el olvido: sonrisas de espectros históricos en la pandemia ritmada por el capitalismo

Comunizar    31.Ago.21    Zapatismo

Mosaico de hilos de la historia zapatista a contrapelo.


Fragmentar el mundo

¿Acaso no es cierto, hijos míos, que advierten el error que cometen nuestros absurdos dirigentes? Éstos se persuaden de que todos los pensamientos deben proceder de un pensador, cuando, por supuesto, no existe un navegador que haya encontrado pensamientos naufragados que floten a lo largo de las olas como las algas, no existe un viajero, sobre la carretera, que no haya caído en estas crestas de arena del desierto comprimido por el viento y donde montones de pensamientos se entierran, tan espesos como los pedazos de madera en las grietas de los sepulcros olvidados.
- John Cowper Powys, La Fosse aux chiens -


Tang Ping: una nueva forma de desobediencia social en China

Desde abril de 2021, “tang ping” (tumbarse), se convirtió, entre las generaciones más jóvenes de la China continental, en una palabra que recuerda a la formula «I would prefer no to«, de Bartleby, el escribiente de Melville: un fuerte rechazo a la enajenación capitalista.»
No puedes ponerte de pie, pero no quieres arrodillarte. Entonces lo que puedes hacer es tumbarte”.
Cuando te tumbas, la hoz no puede alcanzarte. Al menos esa es la esperanza.»


Cuba: sobre las protestas del 11 de Julio (II)

Miles de cubanos se lanzaron a las calles el 11 de julio pasado en más de veinte ciudades del país, en lo que es, hasta el momento, la mayor protesta social ocurrida en Cuba en los últimos sesenta años. Para explorar las causas e implicaciones de esta ola de protestas que estalló en Cuba, hace unos días reproducimos en Comunizar dos entrevistas con jóvenes anarquistas cubanos y un comunicado de una iniciativa anarquista en Cuba. Compartimos ahora un texto de Samuel Farber, profesor jubilado de la City University de Nueva York, quien nació y creció en Cuba y ha escrito numerosos libros y textos sobre ese país.


Anarquistas cubanos sobre las protestas del 11 de julio

Para explorar las causas e implicaciones de la ola de protestas que estalló en Cuba el 11 de julio de 2021, reproducimos dos entrevistas con anarquistas cubanos y un comunicado de una iniciativa anarquista en Cuba.


Una travesía de tradiciones e imaginarios indígenas contra la peste discursiva

En nuestros espacios interdisciplinarios del conocimiento socio-antropológico de la historia y la política, las interrogaciones sobre las utopías y producción de espacios de resistencia y rebeldía no tendrían sentido si no miráramos cómo la razón política y democrática de los Estados modernos están en estado de descomposición. Incluso, podríamos preguntarnos con Jacques Rancière (2012) ¿porqué tanto odio a la democracia en el mundo? Aunque con cierta melancolía, constatamos que las grandes revoluciones del pasado, llamadas después socialismos reales, al igual que las experiencias de los socialismos del siglo XX en América Latina, fueron vencidas o están tambaleándose en las administraciones del Capital.


Los Comunales – Consuetudo legis nostrae

¿Qué son los Comunales? “Una constelación de personas y colectivos que promueven la reapropiación de nuestras relaciones en entornos de vida, un lugar de intercambio de investigaciones, intervenciones, luchas, más allá de cualquier lógica de delegación y representación políticas. Se trata de implementar un trabajo de exploración de experiencias, de solidaridad, cooperación, ayuda mutua y reapropiación de saber hacer.” En esta entrevista con Laurent Jeanpierre, nuestro amigo Josep Rafanell i Orra nos cuenta la particularidad de este experimento que desde la vida y la lucha pretende abrir un espacio diferente a la militancia y toxicidad de la escenas política. Su intención no es “representar” a los Comunales, no es más que una de sus expresiones.»


Del flâneur al cyberflâneur

El flâneur no es un caminante solitario, como el de Rousseau, que prefiere los lugares abiertos y desiertos, sino un caminante solitario que deambula entre la multitud de la ciudad, en lugares de comercio y entretenimiento que frecuenta. Prefiere mirar y comparar los productos detrás de las vidrieras en lugar de comprar, pero encarna el espíritu mismo del comercio, es el observador del mercado, el inspector del capitalismo en el reino del consumidor. Su ritmo lo hace más adecuado para pasajes multitienda que para grandes almacenes.


El Fascismo Posthumanista

Cerca de una docena de Estados, desde Azerbaiyán hasta Togo, ya han utilizado la pandemia para arrogarse más poder. De hecho, esta evolución ha sido especialmente visible en Washington, Budapest y Delhi.


Bienvenida a los zapatistas

Comunizar    29.Jun.21    Zapatismo

Raoul Vaneigem Saluda a los zapatistas que han desembarcado en Europa:
La autonomía individual y colectiva será la base de una internacional del género humano. La simplicidad de la auto-organización nos ofrece la capacidad de anular la complejidad de las sociedades burocráticas.
La puesta en marcha de micro-sociedades autónomas, solidarias y federadas es la realidad que va a suplantar más o menos a largo plazo la decadencia estatal y mundial. El Poder se sumerge en la urgencia de la ganancia a obtener. Su espacio monetario se retrae.
Ya no es el fin del Estado lo que reivindicamos en nombre de la libertad oprimida, sino su superación —su conservación y su negación—. Esa res publica, ese bien público que habíamos adquirido a duras penas ha sido vendido a los intereses privados.
El sistema mercantil rompe el frágil equilibrio que solo una nueva alianza con la naturaleza podrá restaurar. Esto es lo que da a nuestras luchas su verdadero significado.
Amigos y amigas zapatistas, amigas y amigos chalecos amarillos, no he dicho nada que ya no supieran. Lo que ustedes nos hacen saber, en cambio, es que sin la audacia y sin la obstinación que confiere el simple atractivo de la vida, nada cambiará.


Un habitar más fuerte que la metrópoli

La cuestión de los territorios, de cómo defenderlos, de cómo vivir autónomamente en ellos fuera y en contra del poder, asoma en todos los horizontes revolucionarios de la época.


Jean Genet, la revolución sin banderas

Cuando el responsable de Asuntos Culturales me invitó, yo le dije: Sí, estoy de acuerdo en ir a Cuba, pero con una condición: yo me pago mi viaje, pago mi estancia y voy adonde quiero, vivo donde quiero. Y también le dije: Estoy de acuerdo en ir, si es verdaderamente una revolución según mis deseos, es decir, si ya no hay banderas, porque la bandera, en tanto que signo de reconocimiento o emblema que reagrupa, se ha convertido en una teatralidad castradora, que mata.»


Investigaciones sobre ollas y merenderos populares en Uruguay 2020

“La vida se responde a la vida por la cercanía”


Elisabeth Dmitrieff, comunera

A la joven de 20 años, Elisabeth Dmitrieff, Marx la llamaba The Russian Lady. Había ido a Londres a discutir con él sobre el rol de las comunas campesinas en la revolución rusa. Allí la sorprendió la formación de la Comuna de París.


2021, palabras zapatistas de memoria en el barco llamado La Montaña

Comunizar    14.Jun.21    Zapatismo

Desde el primero de enero de 1994, frente a las catástrofes acumuladas por la violencia capitalista, las comunidades indígenas zapatistas, organizados en el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), hicieron su aparición en el escenario político nacional. Sin embargo, las etno-resistencias discursivas y “etno-estrategias” operativas de las comunidades indígenas en México no comenzaron ese año.


Nuevas figuras del partisano (r)

Debemos considerar de nuevo la experiencia proletaria, y todo lo que en ella permanece irreductible a lo social instituido, sus comunidades polimórficas, irrepresentables por el Partido y el Sindicato. Las fuerzas recalcitrantes del proletariado no pueden ser apartadas con un gesto de la mano, ya que ha sido históricamente la acción plebeya más potente de identificación del enemigo. El proletariado sigue ahí. Y también sus enemigos. En todas partes quedan comunidades heredadas de la plebe. Hay que decir que hoy en día, a pesar de la retórica de la izquierda gubernamental en ruinas, no estamos asistiendo a un debilitamiento del Estado. Por el contrario, asistimos a la exasperación de su acción.


Bitácora “suprealista” de esperanza com la Montaña zapatista en alta mar

Comunizar    06.Jun.21    Zapatismo

No es ninguna novedad, pero en el México moderno los tiempos de elecciones institucionales dominan los escenarios calendáricos, marcados y etiquetados por la democracia en el capitalismo. Modelos modelados por las urgencias mercantiles en la pandemia son imágenes de una repetición panorámica de lo Mismo. Mientras presentadores y modeladores de los medios de comunicación dominantes moderan este mundo, imágenes dialécticas de múltiples resistencias apenas logran gestionarse a través de cortinas empolvadas por las ruinas catastróficas del mito del capitalismo y su violencia.


Comuna de París: ¿Una revolución sin mujeres?

En la Place de l’Abbaye, las mujeres, las ciudadanas de Montmartre, llegaron en multitudes, agarraron las bridas de los caballos, rodearon a los soldados y les dijeron:
-¡Qué! ¡Sirves a los enemigos del pueblo! ¿No estás cansado de ser instrumento de tus propios opresores? ¿No te da vergüenza servir a los cobardes?»


Debates sobre el cambio climático

La pandemia del coronavirus fue, sin duda, algo real, demasiado real. Puso de rodillas al capitalismo. Pero el capitalismo es oportunista. Las políticas de cuarentena tienen sentido en términos de epidemiología. Sin embargo, las políticas de bloqueo tuvieron, además, un valor de orden público. Limpiaron las calles de una discusión que se estaba saliendo de control.