Autor: “Profesor J”

Chile, marzo, mes de transformación: De la movilización generalizada a la construcción por barrios.

El gobierno y la oposición han conseguido instalar un calendario institucional que intenta orientar las luchas en su terreno: todos en la batalla de si o no a la constituyente, por más o por menos constitución, si constitución por arriba o constitución por abajo.
El sindicalismo burocrático dirigidos por la CUT, Colegio de Profesores y No+AFP muestran la hilacha despegándose de los movimientos como el feminista, del agua y los secundarios, consiguiendo con ello confundir y dividir aún más las filas populares, siendo claro que entre los primeros se mueven los partidos que defienden la continuidad y entre los segundos los partidos que desde ópticas revolucionarias aspiran a la toma del poder del estado e instalar gobiernos centralizados como el de Ortega en Nicaragua y Maduro en Venezuela.


Chile: Manifiesto por la recuperación de la soberanía popular

Cambiemos el poder patriarcal del estado y las empresas recuperando la democracia generalizada y las formas de vida comunitaria.


Vivir y sobrevivir juntos en el barrio. Trabajando la autoorganización del barrio (Capítulo 1)

El sistema nos ha separado y buena parte del barrio apenas si nos saludamos. Estamos todos pagando las consecuencias del individualismo predominante. Pareciera que hay barreras de miedo y de odio entre los vecinos. De modo que tendremos que aprender a saltar esas barreras nosotros mismos.


Trabajando la autoorganización del barrio (Capítulo introductorio)

Autoorganizarse significa organizarse el barrio por sí mismo, no como apéndice o brazo de un partido o de alguna estructura que luego queda subordinada a otra estructura como la autonomía de los soviets (consejos) en Rusia fue aniquilada haciéndolos depender del soviet supremo.


Chile: ¿Por qué los vecinos están abandonando los cabildos y asambleas?

Los primeros días eran millones, se contaban por cientos los vecinos y vecinas que llegaban a las convocatorias del cabildo o la asamblea, hoy día son apenas decenas y las plazas lucen vacías cuando se convoca.
Eso es porque los partidos están utilizando las reuniones para sus objetivos y no para los objetivos de los vecinos.


Crónicas del siglo 21. Siguiendo las huellas de la insurgencia para conocer su caminar de caracol

Una mirada a los procesos insurreccionales de nuestro continente Abya Yala los últimos años del siglo 20 y el comienzo del presente siglo en 10 libros de un total de mil páginas gratuitas de organización, debate, lucha y construcción: la crisis de los estados, el desmoronamiento de la idea del cambio a través del “control” del estado, la severa crisis de los partidos que viven en constante pugna por los puestos del poder y la impresionante aparición por todas lados de las autonomías y formas comunitarias barriales de vida compartida que van al encuentro de los pueblos originarios y sus más de 500 años de lucha contra la colonización y sus herederos que manejan o quieren manejar los actuales estados, los caballos de Troya que nos dejaron los invasores.


Chile: Diagnóstico de los cabildos y asambleas vecinales

La decisión de los cabildos y asambleas de construir el cambio sin esperar a que se pongan de acuerdo allá arriba o que nos llamen a votar por SI o por NO, es muy acertada, pues si todos ellos están de acuerdo y sólo nos arrastran tras sus pugnas para ocupar el trono, no vamos a conseguir nada paralizando nuestro accionar a la espera de las soluciones desde arriba.


Chile: la revuelta, los actores y la ruta de las definiciones

Aprender a administrar el barrio y la comuna nos dirá como debe ser una nueva constitución, no como algunos teóricos burócratas quieren hacer ahora mismo una asamblea constituyente popular a sabiendas de que su redacción tendrá que ser de la cabeza de los intelectuales (y por eso mismo lo proponen). Nosotros no tenemos la experiencia mapuche de compartir los asuntos de todos, de modo que debemos darnos un tiempo para aprender, con errores y aciertos, pero ahí tenemos un camino que nos hará evitar tener que confiar a la partidocracia la tarea de elaborar nuestra carta magna. Que la hagan entre ellos y se disputen allá arriba el poder, mientras acá abajo construimos un nuevo modo de vivir y autogobernarnos.


Chile: Como consolidar la presencia de cabildos y asambleas en los barrios

Ya es un hecho constatado internacionalmente que la explosión social chilena ha traído como consecuencia el ahondamiento de la crisis que corroe a las instituciones, al gobierno y los partidos políticos.


Chile: El llanto lastimero de Manuel Cavieses y la izquierda estatista

Cavieses, fiel a su postura de defensa del estado debido a que debe ser utilizado para la vieja concepción estatista de las burocracias partidistas de izquierda, intenta decirnos que la situación de rebelión en Chile es la oportunidad para la izquierda, o sea que no es la oportunidad para el pueblo, sino para las vanguardias.


Análisis y balance del año 2019

Las formas y metodologías de los análisis de coyuntura deben cambiar puesto que ha cambiado o está cambiando la cartografía del sujeto social protagonista (¿Protagonista de qué? ¿De apoyar una vanguardia haciendo de carne de cañón?, ¿O aprendiendo a producir y reproducir la vida con sus propias manos?)


Chile: Otro incendio en Valparaíso y tareas para los barrios

Valparaíso vuelve a sufrir la incompetencia de los políticos y empresarios que han diseñado por años el Plan Regulador que ha concentrado sus estrategias en el comercio y turismo del plan, la construcción de edificios, la gentrificación y el amontonamiento de la pobreza en las áreas marginales donde se hacinan y se montan unas casas encima de las otras.


Crónicas del siglo 21

Una mirada a los procesos insurreccionales de nuestro continente Abya Yala, la crisis de los estados, el desmoronamiento de la idea del cambio a través del “control” del estado, la severa crisis de los partidos que viven en constante pugna por los puestos del poder y la impresionante aparición por todas lados de las autonomías y formas comunitarias barriales de vida compartida que van al encuentro de los pueblos originarios y sus más de 500 años de lucha contra la colonización y sus herederos que manejan o quieren manejar los actuales estados, los modernos caballos de Troya que nos dejaron los invasores.


Chile: las garras del capital y la partidocracia se extienden sobre los cabildos

Los cabildos, las comunidades, las organizaciones sociales y las asambleas de vecinos son los portadores de la soberanía popular y capaces de transformarla en formas democráticas de compartir el nicho ecológico del barrio y la localidad para aprender a administrar los asuntos de todos, volver a la relación con la madre tierra y recuperar el común de la especie humana destruido por el patriarcado.
Ante ese peligro que amenaza la reproducción del capital y del poder, se estableció la santa alianza entre los que disputan el poder y la centralidad del estado colonial.


Chile y los símbolos asociativos del marketing de las burocracias

Los símbolos han sido usados históricamente por las burocracias que disputan el poder y que por lo tanto se han separado de la enorme mayoría de los chilenos cansados del ir detrás de quienes con un bello discurso terminan de entregarse a las redes del capital y el autoritarismo, como el caso de la Fech, la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, que no es una agrupación de estudiantes debido a su estructura vertical y la ausencia de democracia.


Chile: Encuentro Plurinacional de Cabildos autónomos, comunidades y asambleas vecinales sin partidos

AHORA ESTA VEZ VAMOS ADELANTE CON EL AFICHE, QUE HAREMOS EN FORMA DE CONCURSO CUYO PREMIO SERÁ LA SATISFACCIÓN DE CUMPLIR CON UN HERMOSO GRANITO DE ARENA CON LA TAREA DE TODOS: CAMBIAR EL MUNDO SIN TOMAR EL PODER


Encuentro en Chile de cabildos autónomos, comunidades y asambleas de vecinos.

Quien puede participar. Miembros de los cabildos, comunidades, organizaciones sociales y asambleas de vecinos que no estén dirigidos por partidos políticos, municipios, ONGs o instituciones, o sea, sinceramente autónomos y que tengan su Facebook, sin importar el país o nación.


Chile: Nadar contra la corriente, pero ¿a dónde van estas aguas?

¿Es posible avanzar desde la explosión social a la multiplicación de los cabildos autónomos por barrio?
¿Si la partidocracia de los partidos legales e ilegales que disputan el poder consiguen imponer su nueva constitución, cuáles son las condiciones que permiten la continuidad y expansión de los cabildos autónomos sin ser sometidos por esa nueva constitución y sin caer en actos señalados como ilegales?
De ser así ¿es posible que varios cabildos por comuna puedan autoconstituirse como municipio autónomo sin chocar con los municipios oficiales?


Diferencias de la revolución chilena con las revoluciones anteriores

La revolución chilena tiene varias características que la perfilan y definen, en tanto algunas de ellas la diferencian de las anteriores, siendo la primera el carácter de movilización o insurrección prolongada, la segunda su carácter masivo, la tercera su proximidad al pueblo originario mapuche, la cuarta que va pasando de la explosión original a centenares de micro explosiones barriales, la quinta que ha puesto en cuestión el tema del poder y de la delegación de la soberanía popular, la sexta es la misma que detectó Marx en la Comuna de París: que los insurrectos no necesitan un programa acabado, bastando para ello el vago anhelo de la república social, la séptima que no reconocen vanguardias ni conducción política.


Chile: Primera Asamblea del Arte y la Cultura de los Cabildos y Asambleas Vecinales de la Quinta Región de Valparaíso

Tenemos ya un mes de manifestaciones que han ido pintando el panorama con los colores variopintos de la rebeldía y la creatividad, y de seguro va a continuar. Los de arriba se reúnen para hacer una nueva constitución y todos discuten entre ellos como hacerla sin matar la gallina de los huevos de oro: el poder.
Observamos con atención los cientos de cabildos autónomos y asambleas de vecinos independientes que se reúnen no para dibujar un mono social ni reglas obligatorias, sino para analizar, protestar, proponer y ejecutar, o sea no presentar propuestas para que las hagan otros, pues nunca se hacen, sino para recuperar la soberanía popular.
Esos vecinos están cambiando el barrio encontrándose y tejiendo los afectos para elaborar medidas como los comprando juntos, huertas productivas, juegos de niños, ollas comunes, en fin una multiplicidad de formas de acercarse entre ellos, confiar entre si y conocerse más profundamente en el rescate de la democracia directa y la soberanía popular para aprender a administrar los asuntos públicos de la gran familia del barrio,
En ese contexto ¿Cuál es nuestro papel?
¿Qué hacemos los cultores e interesados en el arte y la cultura en este proceso revolucionario de los cabildos autónomos y asambleas de vecinos independientes?
¿Qué metodologías podemos compartir o experimentar para que el arte y la cultura no sean sólo patrimonio o expresión de los artistas y cultores, sino de la gran familia del barrio?