Artículos de: 14 Enero 2019

México: la gran transformación

Para mi, como para muchas y muchos, la gran transformación empezó en 1994.
Hasta diciembre de 1993, unos veían la globalización neoliberal como promesa, y otros como amenaza, pero todos la veíamos como realidad, un dato que debíamos aceptar. El ¡Basta ya! zapatista fue la primera llamada a la rebelión, como reconocen ahora todos los movimientos antisistémicos. Hizo posible plantarse a resistir la ola destructiva dedicada al despojo y la nueva colonización.


Carta al Diputado y Presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó

El alto militar, hombre de confianza de Chávez y férreo crítico de Maduro y la burocracia venezolana, entrega al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela (Parlamento) una extensa lista de militares prisioneros políticos por el madurismo solicitándole una Ley de Amnistía.
Estoy seguro que la Fuerza Armada Venezolana, apreciará una iniciativa de esta naturaleza, y valorará la libertad como un impulso inicial a la re-moralización de nuestras instituciones castrenses.


Politización y vida cotidiana en tiempos de crisis

En la coyuntura presente, de crisis múltiple del Estado-nación, cuando uno de sus desenlaces se manifiesta en el dramatismo político de un golpe de Estado jurídico-político, circunstancias y condiciones que definen un gobierno de facto sui generis, la politización de la vida cotidiana aparece de manera fragmentada, intermitente, concurriendo en determinados momentos de intensidad, como las movilizaciones, las marchas, los bloqueos, las interpelaciones; empero, no concurre todavía su generalización al pueblo y la sociedad. La posibilidad de la sublevación es todavía teórica, aunque esté latente.


Bolivia: el tamaño de los políticos y la democracia que tenemos

Sin principios la vida no tiene ningún sentido; eso todos lo sabemos. Pero como la Constitución, si los principios no se practican, entonces no sirven para nada.
Esta es la razón por la cual una gran mayoría del pueblo repudia e interpela al gobierno, porque no solo incumple la Constitución, ha buscado medios indecentes para prorrogarse en el poder, e inclusive se burla del mandato soberano del 21F. Es decir, hace todo lo contrario de lo que los principios democráticos y constitucionales mandan y ellos se han comprometido respetar y hacer cumplir.


Ecuador: un frágil gobierno… que carga la crisis al pueblo

En medio del estancamiento económico, el morenismo carga la crisis a los sectores populares (y a la Naturaleza), sin afectar a los grandes capitales beneficarios de la década correista. Y, en paralelo, se aferra al salvavidas de una derecha oligárquica y neoliberal, que tampoco está satisfecha y exige celeridad en el ajuste.
¿Será que la “fragilidad” del morenismo, junto con el miedo a la inestabilidad, dan al gobierno de Lenín el espacio para continuar un ajuste que no gusta a nadie y que -de angas o de mangas- nos acerca cada vez más al FMI? ¿Se está abriendo la puerta al retorno de la derecha oligárquica en 2021?
Sin duda, el escenario se complica cada vez más, y si las fuerzas populares no se reorganizan con urgencia, el ajuste neoliberal de Lenín podría llevarnos de regreso a lo peor de la larga noche neoliberal.


“Con los chalecos amarillos, parece que las élites descubren a una tribu del Amazonas”

El geógrafo Christophe Guilluy, ex militante del Partido Comunista, es teórico de la Francia periférica y de la fractura entre las elites y las clases populares:
Los chalecos amarillos son la cristalización de la Francia periférica.
Uno de los motivos de las dificultades de la izquierda es que se ha vuelto demasiado caricatural respecto a su electorado, formado por estudiantes universitarios, intelectuales y clases medias superiores.