Artículos de: 15 Enero 2019

Venezuela. Balance y perspectivas 2018-2019: la disputa no es sólo por el poder, sino por los territorios

Todo esto va mucho más allá de los reacomodos del poder institucional y los potenciales cambios de mandatario. Ante el colapso del rentismo, del Petro-Estado y toda su institucionalidad, la disputa por la renta ha ido perdiendo centralidad y se va dirigiendo con más fuerza hacia la apropiación directa de los recursos y el control de los territorios.
Es claro que el Estado/Gobierno de Nicolás Maduro está jugando un rol clave en este complejo proceso de recolonización, al intensificar la lógica extractivista, aplicando un brutal ajuste económico sobre los territorios (zonas económicas especiales, mega-proyectos como el Arco Minero del Orinoco A.M.O., entre otros), al tiempo que se vuelve políticamente muy agresivo y autoritario, y ha suprimido de facto el estado de derecho (estado de excepción permanente, zonas militares especiales, etc.).
No obstante, por más que algunos análisis quieran omitirlo, no es el único actor en el juego. En realidad ni siquiera es un actor homogéneo y sólido. La crisis hegemónica que se produce desde 2013 con la muerte de Chávez y la metástasis de la corrupción, se unen a la extraordinaria crisis económica que colapsa y caotiza al país, lo que ha hecho que el Petro-Estado venezolano no sea hoy más que una colección de grupos de poder (que pueden tener conflictos y tensiones entre sí) y un conjunto de instituciones precarias y discontinuas.


El EZLN exhibe a López Obrador

Aporrea    15.Ene.19    Zapatismo

Si AMLO no está titubeando en poner en marcha los megaproyectos de despojo en el sur de México y, en cambio los disfraza con una política neo-indigenista que más bien busca desarticularlos y transformar el ejercicio colectivo sobre la propiedad de la tierra en ejercicio privado y lucrativo, entonces los zapatistas nos muestran claramente que no van a titubear en defender su territorio y su autonomía. Con su celebración del 25 aniversario del levantamiento, los zapatistas desenmascararon el proyecto de López Obrador, exhibiendo la ambición capitalista que reposa detrás de la narrativa bonachona y aparentemente progresista del presidente.


Bolsonaro y López Obrador, dos estilos para gobernar las grandes potencias de América Latina

López Obrador es desarrollista y mantiene una férrea alianza con los grandes grupos empresariales que están detrás de la iniciativa del Tren Maya.
El gobierno de López Obrador, que asumió el 1 de diciembre, tiende a recorrer caminos muy parecidos al de Luiz Inacio Lula da Silva. En primer lugar, se rodeó de grandes empresarios, a quienes está entregando obras que, si se concretan, van a cambiarle la cara al país, en particular el Tren Maya y el Corredor Transístmico que unirá el Pacífico con el Caribe.
En segundo lugar, la realización de grandes obras de infraestructura profundiza el modelo neoliberal de acumulación por desposesión, facilita la corrupción por involucrar actores empresariales y mandos estatales acostumbrados a esas prácticas y, quizá lo más grave, fractura los vínculos con los sectores más activos de la sociedad, como los pueblos originarios. El Tren Maya y la represa de Belo Monte en la Amazonia tienen mucho en común.
Sería muy penoso que luego del fin del ciclo progresista en Sudamérica, el gobierno mexicano transitara el mismo camino. La región parece encajonada entre la ultraderecha y el empeño en repetir recetas fracasadas.


Los CDR de Cataluña amenazan con Paro General. Planteamos una nueva dimensión de lucha: la ruptura del contrato social

Mientras no seamos libres no produciremos, pararemos la maquinaria de la sociedad de la que el 1% concentra el 40% de la riqueza.


Estado palestino para financiar Seguro Social quiere descontar 7% del salario. Trabajadores enytran en huelga

Autoridad Palestina sigue con la brújula estropeada defendiendo su coto de caza contra el colonialismo de Israel negando derechos democráticos y económico-sociales a la población.


El espíritu de Seattle

El campo antineoliberal latinoamericano que, en la primera década del siglo XXI, después de haber sostenido un potente ciclo de luchas destituyentes, se fracturó entre una vertiente hegemonista que impulsó o apoyó a los llamados gobiernos progresistas y una vertiente autonomista que se reclamaba como la verdadera heredera del espíritu del movimientismo altermundista.
El autor mezcla la lucha de vanguardias por conquistar el estado con las acciones protagonistas del despliegue de la potencia social, sin apreciar que el Forro de Porto Alegre fue la acción de los que luchaban por ocupar el estado y son los mismos represores progresistas que señala Zibechi. El autor en este artículo aparece un tanto bonapartista conciliador entre las tendencias estatistas y las dinámicas de construcción de otra sociedad sin depender del estado.


Contrainsurgencia progresista

Ahora que se cumplen cien años de los asesinatos de Rosa Luxemburg y Karl Liebknecht, vale preguntarse: ¿quién fue el responsable de los crímenes? ¿quién o quienes apretaron el gatillo y con qué autorización lo hicieron?
Lo sucedido un siglo atrás no es sólo historia. En América Latina el progresismo está transitando, pasos más o menos, un camino muy similar: las políticas sociales y la represión forman parte de un mismo proceso.


Los campesinos palestinos entre la espada de Israel y la pared del Estado Palestino

Las deficiencias elementales que aquejan al sector agrícola palestino se derivan de las décadas de colonización israelí de Palestina. Este proceso de colonización se basó en conquistar tierras palestinas para restringir y limitar el desarrollo palestino independiente tanto en lo político como en lo económico. El de-desarrollo no es casual ni un infortunio del azar: es el fruto de una estrategia colonial deliberada y planificada.
Lejos de hacer frente u objetar al poder colonial, la AP ha funcionado demasiadas veces como su cauce. El sector agrícola palestino, entre la espada y la pared, está atrapado entre el colonialismo israelí y el neoliberalismo palestino que frustran su desarrollo presente y futuro.


La otra Europa envía mensaje a los zapatistas: “¡No están solos!”

Fuimos muchas, muchos los que miramos con asombro a aquellos que, para que los viéramos, tuvieron que taparse la cara y nos descubrían que la palabra dignidad era mucho más que una definición en el diccionario. Durante estos 25 años, hemos intentado acompañarles y darles nuestro apoyo; hemos visto como han crecido, como los que eran niños y niñas en los días del 94, se fueron convirtiendo en adultos y como quienes entonces aún no habían nacido, son ya jóvenes y jóvenas con cargos en sus comunidades, responsables de salud, de educación, de agroecología… Hemos visto como han trabajado luchado para sacar adelante su autonomía, sus Municipios Autónomos, sus Juntas de Buen Gobierno; cómo han trabajado sus tierras recuperadas, cómo han construido clínicas y escuelas; cómo se han capacitado para mejorar la producción, para construir cooperativas y cómo han emprendido un camino en el que gobernar es un servicio que todas y todos pueden y deben ejercer en un territorio donde el pueblo manda y el gobierno obedece.


Gran rectificación histórica de la Revolución Bolivariana. Maduro anuncia “sacudón” en empresas del estado con apoyo de capital privado internacional

Sostiene que no es privatización. Que astucia, atraer capitales internacionales sin ganancia.


Colombia: condición del autogobierno es la auto-educación. Se declara la Emergencia de la Educación Propia en los Territorios Indígenas del Cauca

Exigir al Gobierno Nacional la adopción de los mecanismos tendientes al reconocimiento de las Autoridades Indígenas como única Autoridad Educativa en los Territorios Indígenas.


Mientras Bolsonaro prepara asalto al Amazonas, comunidades peruanas ganan importante juicio en defensa de los pueblos que la habitan

El Cuarto Juzgado Constitucional de Lima, acaba de emitir la sentencia favorable a la demanda presentada el año 2016 contra el Ministerio de Cultura, solicitando el cumplimiento de la norma legal contenida en los artículos 16 y 24 del Reglamento de la Ley 28736, (Ley de Protección de Pueblos Indígenas en Aislamiento y Contacto Inicial-PIACI). Esta demanda fue presentada por la AIDESEP con el apoyo y el patrocinio legal del Instituto de Defensa Legal- IDL.